Rescatan 21 personas secuestradas en una cueva de México

Los hechos ocurrieron en Guerrero, ubicado en una subrregión dentro de la que se encuentra la ciudad donde fueron atacados los 43 estudiantes.

Archivo EFE

Al menos 21 personas que estaban secuestradas en una cueva del convulso estado de Guerrero -sur de México- fueron rescatadas por policías federales que detuvieron a 13 secuestradores, informó el miércoles la fiscalía federal.

Los 13 detenidos se encuentran declarando en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, dijo una fuente de la fiscalía federal.

Los policías localizaron a los 21 secuestrados en una cueva de las montañas de Arcelia, un violento municipio de Guerrero ubicado en una subrregión dentro de la que se encuentra también Iguala, la ciudad donde fueron atacados los 43 estudiantes posiblemente masacrados de la escuela rural de Ayotzinapa.

No se dieron detalles de cómo la policía ubicó el lugar donde se encontraban los cautivos.

Varios cárteles del narcotráfico disputan esos territorios de la región para controlar el secuestro, la extorsión y el acopio de la goma de opio.

El director de la Agencia de Investigación Criminal de la fiscalía, Tomás Zerón, dijo el miércoles en un foro en el Senado de la República que 13 municipios de Guerrero estaban hasta hace poco totalmente controlados por los criminales.

El funcionario señaló que las fuerzas federales de seguridad tomaron recientemente el control en esas localidades.

Estos municipios "estaban cooptados por el crimen organizado de una manera tal que el crimen decidía quién iba a ser el jefe, qué operativos se iban a realizar", dijo el funcionario a los senadores.

Guerrero, uno de los estados más pobres del país, se encuentra sumido en una profunda crisis política y de seguridad luego de que el gobernador electo tuvo que renunciar a su cargo tras la desaparición y posible masacre de 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Pese al nombramiento de un gobernador interino, la región se encuentra afectada por un alto índice de homicidios y secuestros, así como por cotidianas y violentas manifestaciones encabezadas por estudiantes y maestros inconformes, que son apoyadas por diversas organizaciones políticas radicales.