Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 41 mins

Rifi rafe dentro del gobierno boliviano por represión a marcha indígena

El lunes la ministra de defensa renunció y este martes Evo Morales culpó al viceministro de Régimen Interior y a los policías por la violenta represión de la marcha indígena.

El Gobierno de Evo Morales culpó al viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, y a los policías que envió al pueblo de Yucumo, en la amazonía boliviana, de la brutal represión el domingo de la marcha indígena que se opone a la construcción de una carretera en un parque natural.


Los ministros de la Presidencia, Carlos Romero, y de Gobierno (Interior) , Sacha Llorenti, fijaron esa posición en una rueda de prensa en La Paz, en la que también anunciaron que Farfán renunció para “someterse a una investigación”.


“Ese operativo que se llevó adelante en proximidades de Yucumo el domingo no contó con la instrucción del presidente ni tampoco con la orden del ministro de Gobierno” , dijo Llorenti.


Según el ministro, “fue una decisión que se la tomó en ese lugar” por Farfán “a sugerencia de algunos mandos policiales” , mientras que Romero dijo que el ahora exviceministro “tendrá que asumir responsabilidad sobre los sucesos del domingo”.


Llorenti aseguró, no obstante, que “ninguna instrucción puede justificar los abusos ni los atropellos” de la policía y que “ésas son responsabilidades de carácter individual”.


Prometió entregar en las próximas horas una lista con los nombres de los agentes que reaccionaron violentamente contra los indígenas.


La acusación contra Farfán es la segunda versión de Llorenti sobre la responsabilidad en la actuación de la policía, ya que el lunes sostuvo que los agentes actuaron por instrucción del Ministerio Público, lo que negó el Fiscal General del país, Mario Uribe.


Medio millar de agentes atacaron el domingo con gases y porras el campamento de carpas de los indígenas cerca de Yucumo, a más de 300 kilómetros de La Paz, amordazaron a dirigentes de las etnias amazónicas y a mujeres, y trasladaron por la fuerza a decenas de ellos en autobuses y camionetas a pueblos vecinos.


El presidente Morales calificó el lunes de “imperdonable” la represión policial y anunció la suspensión temporal de la construcción de la carretera que rechazan los indígenas, mientras se consulta sobre ese proyecto a las regiones por donde pasará la ruta.


La propuesta no satisfizo a las etnias, que reanudarán su caminata de la Amazonía a La Paz una vez evaluados los daños “físicos y materiales” causados por la intervención, informó hoy el vocero del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) , Adolfo Moye.


Para las etnias amazónicas, el anuncio de Morales ratifica que el proyecto continuará, porque solo planteó paralizar la construcción mientras realiza las consultas, pese a que los indígenas ya expresaron su rechazo a que el proyecto atraviese el Tipnis.


La represión policial levantó una oleada de protestas en todo el país y causó el lunes la renuncia de la ministra de Defensa, Cecilia Chacón, y hoy de la directora de Migración, María René Quiroga.


Los indígenas y grupos ecologistas rechazan que la carretera financiada por Brasil atraviese el Tipnis por los daños ambientales que causará el proyecto y porque temen una invasión de campesinos y productores de hoja de coca, base para la fabricación de cocaína.

 

últimas noticias