Romney se creció y Obama se vio débil

El 67% de los estadounidenses considera que el candidato republicano ganó el debate presidencial sobre economía.

Barack Obama y Mitt Romney durante el desarrollo del primer debate con miras a la presidencia. Foto: AFP
Barack Obama y Mitt Romney durante el desarrollo del primer debate con miras a la presidencia. Foto: AFP

El gran temor de los republicanos era que su candidato, Mitt Romney, famoso por no ser muy buen orador y cometer varios errores en sus discursos, cayera muy duro frente a un Barack Obama carismático y, según muchos analistas, “el mejor orador de los últimos tiempos en Estados Unidos”. Pero en el primer debate con miras a las elecciones del 6 de noviembre, fue el presidente quien se vio débil y dubitativo en ocasiones. Así lo considera el 67% de los televidentes adultos que creen que Romney ganó el debate, frente a un 25% que está convencido que el ganador fue Obama.

Durante 90 minutos, los dos candidatos debatieron sobre economía. El republicano, siempre a la ofensiva y muy duro en el ataque, se dedicó a recordar los tropiezos económicos del gobierno actual. Romney lanzó una fuerte ofensiva contra Obama con argumentos que exhibió con contundencia. “El presidente tiene una visión muy similar a la que tenía cuando se presentó hace cuatro años: la de un gobierno más importante, con más impuestos, más regulaciones”, criticó Romney.

“¿Alguien cree que el gran problema que tuvimos es que había demasiado control y regulación de Wall Street? Si Usted lo cree, entonces el gobernador Romney es su candidato”, replicó Obama. Romney atacó el balance de cuatro años de gobierno Obama, que tildó de fracaso, y éste recordó en qué estado halló el país cuando llegó al poder, en 2009.

Una encuesta rápida de CNN, que retransmitió en directo como el resto de cadenas, mostró que un 67% de los televidentes adultos consideró que el republicano había ganado, frente al 25% que creían que era el actual mandatario.

Oro sondeo relámpago de CBS mostró una ventaja de dos a uno. Obama defendió un "nuevo patriotismo económico", Romney propuso más libertad económica y tratados comerciales, "particularmente con América Latina", señaló. Ambos coincidieron sin embargo en disputarse un tema clave: la reducción de impuestos para intentar relanzar la economía. Obama se burló de su rival republicano, quien había presentado un plan de recortes generalizados, para todas las clases sociales.

“Durante 18 meses ha estado hablando de su plan de recortes fiscales y ahora, a cinco semanas de las elecciones, dice que su gran idea 'no importa'", argumentó Obama, en alusión a la falta de detalles. “Prácticamente todo lo que ha dicho Obama sobre mi plan fiscal es inexacto”, aseguró, negando la acusación del mandatario según la cual el equipo republicano pide un recorte fiscal de 5 billones de dólares y un aumento del gasto militar.El programa republicano significa la destrucción "de nuestras inversiones en escuelas y educación", añadió Obama.

Distendidos al principio, ambos candidatos se enzarzaron rápidamente en acusaciones directas, aunque sin perder la compostura. Pero Obama lucía más tenso a medida que Romney acumulaba los ataques, en ocasiones saltándose el turno, aunque el minutaje final le dio algo menos de 4 minutos de ventaja al presidente en tiempo usado.

El debate  de 90 minutos, centrado exclusivamente en temas internos, se celebró en el auditorio de la Universidad de Denver (Colorado, oeste), televisado a toda la nación. Obama, de 51 años, llegó con una estrecha ventaja frente al ex gobernador Romney, de 65 años, según los sondeos. Una encuesta realizada por The Wall Street Journal y la cadena de noticias NBC News dan a Obama una intención de voto de entre 46 y 49%, en consonancia con un sondeo realizado por la página especializada RealClearPolitics.com, que muestra una ventaja de 3,5 puntos para el líder demócrata.

En general, los medios estadounidenses señalan que Obama llegó demasiado confiado en un debate que creía que iba a ganar, pero fue sorprendido por un Romney crecido.

 

últimas noticias