Rusia habría escondió a EE.UU. datos sobre autores de atentados de Boston

Así lo revela un informe de inteligencia estadounidense revelado por The New York Times.

EFE

 Rusia escondió a Estados Unidos información clave sobre los autores del atentado de la maratón de Bostón de 2013, Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, en las investigaciones que el FBI hizo dos años antes de la masacre, según revela un informe de la Inteligencia estadounidense publicado por The New York Times.

Sólo después de los atentados, en los que murieron tres personas y más de 260 resultaron heridas, las autoridades rusas compartieron con el FBI datos relevantes como la conversación que interceptaron entre Dzhokhar y su madre en la que discutían sobre la yihad islámica, desvela el informe adelantado esta madrugada por el diario.

De origen checheno, Dzhokhar, de 19, y su hermano Tamerlan, de 26 años, perpetraron en abril del año pasado un sangriento atentado terrorista en la popular maratón de Boston, una década después de llegar a EE.UU. como refugiados políticos.

Rusia había informado en 2011 al FBI que Tamerlan era "un seguidor del Islam radical y un gran creyente" y que Tsarnaev "había cambiado radicalmente desde 2010 cuando se preparaba para dejar EEUU y viajar" a la república norcaucasiana rusa de Daguestán, vecina de Chechenia, de donde es originaria su familia, para reunirse "con grupos clandestinos por determinar".

Sin embargo, cuando el FBI solicitó más información sobre los hermanos Tsarnaev, las autoridades rusas se negaron a proporcionar los datos requeridos, según el informe, que analiza cómo los servicios de Inteligencia de Estados Unidos y sus fuerzas de seguridad podían haber evitado el atentado.

El documento lo ha elaborado el inspector general de la Comunidad de Inteligencia de EEUU, que engloba a 17 agencias, junto a sus homólogos del departamento de Seguridad Nacional, de Justicia y de la CIA.

Los legisladores del Congreso serán informados sobre las revelaciones del documento en los próximos días y se espera que su contenido completo sea publicado antes del martes de la semana que viene, cuando se cumple el primer aniversario de los atentados de Boston.

El FBI recibió las críticas de la bancada republicana y también de algunos demócratas cuando explicó tras la tragedia de que Rusia había informado en el pasado sobre los hermanos Tsarnaev, por haberle seguido la pista a Dzhokhar cuando visitó el Daguestán ruso ni interrogarle a la vuelta en EEUU en 2012.
Precisamente este miércoles el Congreso celebró una audiencia para examinar las posibles "grietas" de seguridad que permitieron el ataque y pidió ampliar la cooperación entre agencias locales y federales.

Hace dos semanas, el Comité de Seguridad Nacional emitió un informe con recomendaciones para evitar que se produzca otro atentado similar, entre ellas, la de mejorar la colaboración entre agencias federales y locales y "refinar" el examen de los datos de los viajeros internacionales.

Tamerlan murió durante la persecución policial que siguió al atentado y su hermano Dzhokhar irá al juicio el próximo 3 de noviembre en el que el Departamento de Justicia de EEUU pedirá la pena capital.