Rusia niega respaldo al régimen de Bashar al Asad

Mientras tanto otro general sirio desertó del Ejército y se dirigió a París.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, rechazó "categóricamente" el viernes la idea de que Rusia respalde al régimen del presidente sirio Bashar al Asad, tras las críticas a la posición de Moscú en la conferencia de Amigos de Siria en París. "Rechazamos categóricamente la formulación según la cual Rusia apoya al régimen de Bashar al Asad, en la situación que se ha creado en Siria", declaró Riabkov, citado por la agencia Itar-Tass.

Riabkov realizó estas declaraciones poco después de que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, acusara a China y Rusia --que Washington considera un respaldo del régimen de Damasco-- de "bloquear" los progresos en Siria.

"No basta con venir a una reunión de los Amigos de Siria, la única forma de obtener resultados es que cada país representado aquí haga comprender a Rusia y a China que hay un precio a pagar", argumentó Clinton ante el pleno de la tercera conferencia que reúne a un centenar de países occidentales y árabes, así como organizaciones favorables a la renuncia del presidente sirio.

Para Riabkov, "la Federación Rusa no está (...) apoyando a determinados políticos o figuras políticas en Siria, sino realizando un trabajo que esperamos ayude a crear un importante diálogo entre las autoridades y la oposición".

Bashar al Asad, un general menos

El general sirio Munaf Tlass, que desertó hace tres días, se dirige hacia París, anunció este viernes el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, que precisó empero que no tiene informaciones sobre su destino final. En una breve declaración hecha en la conferencia de países Amigos del Pueblo Sirio, Fabius confirmó la deserción, sin citar el nombre del general, y dijo que "se dirige hacia París".

"Tengo la confirmación de que esta personalidad que forma parte de la guardia republicana desertó", pero "no tengo informaciones sobre su destino final", precisó el ministro en conferencia de prensa al terminar la conferencia.Al preguntársele si el oficial tiene la intención de unirse a la oposición, Fabius respondió: "no lo sé".

"Pero todo el mundo considera que es un duro golpe para el régimen", añadió.Según una fuente cercana al poder sirio, "el general Munaf Tlass desertó hace tres días y parece que se fue de Siria" y probablemente está en camino hacia París, donde se encuentran su esposa y su hermana.El oficial, hijo del general Mustafá Tlass, ex ministro de Defensa y amigo de Hafez al Asad, padre del actual jefe de Estado, formó parte de la "nomenklatura" siria

 

últimas noticias

El caos migratorio se extiende