Rusia no entregará armas nuevas a Siria

Hasta que la situación no se estabilice en el país árabe Moscú no hará nuevos envíos, dijo un portavoz del sector armamentístico de ese país.

Rusia no entregará armas nuevas al gobierno sirio, su aliado, hasta que la situación se estabilice en el país árabe, anunciaron este lunes responsables del sector armamentístico, aclarando no obstante que se respetarán los contratos anteriores.

"Al igual que otros países, Rusia está inquieta con la situación en Siria", dijo el número dos del servicio federal de cooperación técnica militar, Viacheslav Dzirkaln, citado por las agencias rusas de prensa.

"No se está hablando de nuevas entregas de armas nuevas a ese país", dijo el funcionario en la feria aeronáutica de Farnborough, en el Reino Unido. "Mientras la situación no se estabilice, no se harán entregas de armas nuevas", insistió Dzirkaln.

Para justificar sus envíos de armas a Siria, escenario desde marzo de 2011 de una rebelión contra el régimen reprimida de forma violenta, Rusia asegura que sólo está cumpliendo los contratos vigentes, y que no ha entregado al país árabe su armamento más moderno desde que comenzó el conflicto.

Algunas de las empresas militares rusas siguen negociando con Siria y cerrado contratos que, según informaciones de prensa, de momento no fueron ejecutados. Al hacer sus comentarios, Dzirkaln se refería concretamente a una partida de aviones nuevos de entrenamiento Yak-130, mostrados en la feria de Farnborough.

La prensa rusa indicó que recientemente se acordó la venta de varios Yak-130 al régimen del presidente sirio Bashar al Asad. Dzirkaln aseguró que los aviones de entrenamiento no serían entregados.

Sin embargo, el director de la agencia rusa de exportación de armas, Alexander Fomin, dijo que Moscú seguirá entregando armas y material militar al gobierno de Asad, cumpliendo sus contratos anteriores.

"Siria es un viejo amigo, y nosotros cumplimos todas nuestras obligaciones con nuestros amigos", dijo Fomin, citado por las agencias rusas de prensa.

El mes pasado, Rusia intentó entregar varios helicópteros de combate reparados y un sistema de defensa aérea a Siria, indicando que el contrato fue firmado años atrás. La entrega se vio frustrada cuando la aseguradora británica tuvo conocimento del contenido de la carga y retiró su cobertura.

Temas relacionados