Rusia quiere mantener detenidos tres meses más a los activistas de Greenpeace

Los miembros fueron interceptados en septiembre cuando iban a protestar contra una plataforma petrolera.

El comité de investigación ruso quiere mantener en detención durante otros tres meses a los 30 miembros de la tripulación del navío de Greenpeace interceptado en el Ártico, cuya detención provisional termina en principio el 24 de noviembre, indicó este viernes la ONG denunciando una "parodia de justicia".

Los 30 miembros de la tripulación del "Arctic Sunrise", entre ellos dos argentinos y un brasileño, fueron interceptados en septiembre cuando iban a protestar contra una plataforma petrolera. Los detenidos fueron primero encarcelados en Murmansk, un puerto ruso en el mar de Barents y luego transferidos el pasado martes a San Petersburgo.

Fueron acusados primero de "piratería" y luego de "vandalismo", dos delitos penados con 15 y 7 años de prisión, respectivamente.

"El comité de investigación declaró que iba a pedir la prolongación durante tres meses de la detención provisional de los 30 militantes de Greenpeace para seguir investigando", dijo la ONG.

"La petición será examinada la semana que viene en una audiencia en San Petersburgo", añadió Greenpeace.

Este viernes no fue posible confirmar la información con el comité. Greenpeace dijo que sus abogados atacarían la decisión de mantenerles detenidos y pedirían la su liberación bajo fianza.

La acción de Greenpeace quería denunciar el riesgo de la explotación petrolera en el Ártico, una zona con ecosistemas muy frágiles.

La intercepción del barco de Greenpeace y el encarcelamiento de sus tripulantes provocó críticas en todo el mundo que por el momento no han suavizado la posición de las autoridades rusas.

Temas relacionados