Rusia teme que en Siria se repita lo que pasó en Libia

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso se opone a un proyecto de resolución de condena contra el régimen de Damasco.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia afirmó que Moscú se opone a la repetición del “guión libio” en Siria al argumentar el veto ruso en el Consejo de Seguridad de la ONU a un proyecto de resolución de condena contra el régimen de Damasco.

“Más de una vez advertimos de que nos opondríamos firmemente a los intentos de convertir el 'guión libio' en una norma y dañar, con ello, el prestigio y la reputación del Consejo de Seguridad de la ONU” , señala la cancillería rusa en una nota oficial.

Rusia, que en su momento no vetó un resolución del Consejo de Seguridad con sanciones contra Libia, acusó a la OTAN de excederse en su cumplimento, de ponerse del lado de la oposición al régimen de coronel Muamar el Gadafi y de no limitarse a la defensa de la población civil.

“Consideramos de importancia primordial que todos los miembros responsables de la comunidad mundial respeten sin dobles raseros ni cortapisas el principio de la supremacía del derecho internacional” , resalta Exteriores.

Para la cancillería rusa, el proyecto de condena a Siria, que también fue vetado por China, “se basa en la filosofía del agravamiento de la tensión y se distingue por un sesgo acusatorio unilateral contra Damasco y contiene la amenaza de adopción de sanciones contra las autoridades sirias”.

Este enfoque, en opinión de Moscú, “se contradice con el principio del arreglo pacífico de la crisis sobre la base del dialogo nacional sirio y podría provocar un conflicto de gran envergadura y, en el futuro, la desestabilización de toda la región”.

Además, insiste el Ministerio de Exteriores, el texto del proyecto de resolución no incluía las propuestas rusa y china de “fórmulas claras acerca de la necesidad de que la oposición siria ponga distancia con los extremistas y acerca de que la intervención militar foránea es inadmisible”.