Scotland Yard no pudo con el caso de Madeleine McCann

La operación sería cerrada en septiembre, tras ocho años de infructuosa búsqueda.

El caso de Madeleine McCann, la niña inglesa desaparecida en 2007 en un resort de una playa de Portugal, seguirá siendo un misterio. Este lunes se conoció que la operación de búsqueda sería cerrada debido a los escasos resultados que hasta ahora han arrojado las pesquisas lideradas por la policía inglesa.

La decisión sería adoptada luego de que no se consiguieran resultados concretos en las últimas pruebas forenses que se realizaron hace tres meses. Además, por el elevado costo que ha tenido esta operación denominada ‘Operation Grange’, lanzada a instancias de la actual primera ministra, Theresa May, y con la aprobación de su predecesor, David Cameron.

La prensa inglesa reveló además que la unidad de Scotland Yard, encargada de la investigación, ha hecho un gasto adicional por cerca de 15 millones de dólares en la búsqueda de la niña que desapareció de un apartamento mientras sus padres cenaban con amigos en un restaurante cercano.

La crítica es aún más fuerte, ya que ese gasto fue hecho en medio de los recortes que la seguridad interior del Reino Unido sufrió en los últimos años. Es por esto que en septiembre se cerraría el caso, sin que hasta ahora se sepa qué fue lo que le sucedió a la menor y quién o quiénes son los responsables.

Actualmente, Gerry y Kate, padres de Madeleine, son juzgados en Portugal luego de que Goncalo Amaral, ex detective portugués, los acusara de encubrir la muerte de la niña.

En junio se conoció una aterradora revelación que encausó a las autoridades en una nueva línea de investigación. Pero de la que tampoco se obtuvieron resultados. (Lea: Aterradora revelación en el caso de la desaparición de Madeleine McCann)

Los agentes que durante estos años han trabajado en más de 200 piezas de información y documentación acumulada sobre el caso, establecieron que los padres de Madeleine, sin saberlo, entablaron una amistad con un pedófilo que compartió con ellos las vacaciones ese fatídico verano.

Se trata de Sir Clement Freud, ex presentador televisivo y político inglés, quien fue acusado por dos mujeres de abusar sexualmente de ellas en la niñez. Una de ellas, Sylvia Woosley, quien conoció al hombre a los 10 años, indicó cómo fueron los encuentros. Mientras que la otra mujer, quien prefirió guardar reserva de su identidad, dijo que Freud abusó de ella cuando era niña y luego cuando cumplió 18 años.

Según se conoció, Freud invitó a los McCann a su residencia de verano inmediatamente después de que la niña fuera secuestrada. La vivienda está localizada en la misma zona del hotel en el que se alojaba la familia en sus vacaciones.

Pero Freud, quien murió en 2009, nunca fue mencionado en los reportes oficiales de la policía portuguesa y los McCann jamás sospecharon que el presentador podría estar involucrado.