Se estrena película sobre un amor que llegó a la Casa Blanca

Este fin de semana llega a los cinemas la cinta protagonizada por Parker Sawyers (Barack Obama) y Tika Sumpter (Michelle Robinson), que relata la historia entre una tutora y su practicante.

Archivo EFE.

En el carro de Barack Obama sonaba "Miss you much", de Janet Jackson. Era el verano de 1989. Del vehículo se bajó un joven abogado de 28 años para recoger a Michelle Robinson, también jurista. Ambos trabajaban en el despacho de abogados Sidley Austin en Chicago, Illinois (Estados Unidos). Michelle, con 25 años, era tutora de Barack, quien por ese entonces era practicante en la firma jurídica. Ese día, pese a las intenciones de coquetear con su tutora, Barack recibió un “esto no es una cita” por parte de Michelle.

La historia de esa salida, que sí terminó convirtiéndose en una cita pese a la resistencia de Michelle, es el argumento principal de “Southside with you”, la película que se estrena este fin de semana y que recrea el inicio de la historia de amor de Barack y Michelle Obama. La cinta muestra apartes de esa primera salida de quienes 19 años más tarde se convertirían en residentes de la Casa Blanca, con detalles contados por los propios protagonistas.

A Michelle sí le atraía Barack. La negativa a salir con Barack era el temor por los rumores y comentarios que podían generarse al interior de la compañía a la que ambos pertenecían, al saber que una tutora iba a salir con su practicante. Eso poco le preocupaba a él, quien desde el principio le manifestó a Michelle su interés y sus deseos de que salieran antes de que finalizara su pasantía, en otoño, cuando tendría que regresar a la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts.

Michelle se sobrepuso a su prevención y no solo accedió a salir con Barack. Ese día finalmente, pese a la aclaración inicial de Michelle, tuvieron una cita. Fueron al Arts Institute y vieron una obra de Ernie Barnes, más tarde fueron ver la película “Haz lo que debas”, de de Spike Lee. Al término de su tarde cultural quisieron que la cita se tornara un poco más laxa y decidieron hablar y caminar sin rumbo.

Hablaban de religión, de política, de música, de ser afroamericano en Estados Unidos, de educación… Y en lo que para ellos fue como un abrir y cerrar de ojos, la tarde se hizo noche y buscaron cómo ir cerrando la salida que tuvieron. Decidieron comer helado, y vino el momento cúspide de la cita. Barack le robó un beso a Michelle. Ella no se negó. "Le pregunté si podía besarla", afirmó él; "Supo a chocolate", respondió ella. Esos detalles fueron contados por el propio presidente de Estados Unidos, en su libro “La audacia de la esperanza" (2006).

La película que recrea esa mezcla de amor, temor, risas e inocencia, es dirigida por Richard Tanne y protagonizada por Parker Sawyers en el papel de Barack y Tika Sumpter en el de Michelle. Aunque la cinta tiene algunos pasajes de ficción, está basada fielmente en la primera salida que tuvieron dos de las personas más poderosas del mundo hoy en día, y que fue el inicio de tres años de noviazgo antes de consolidar su amor mediante el matrimonio que contrajeron en 1992. Una unión de 24 años de la cual nacieron Malia (18 años) y Sasha (15), quienes completan la familia presidencial de Estados Unidos.