Se inician días clave para el reparto de altos cargos en la Unión Europea

Se tratará de la primera vez en la historia que un presidente de la Eurocámara es reelegido.

AFP

 Los próximos días serán claves para el reparto de altos cargos en la Unión Europea (UE) para los próximos cinco años, un puzzle de intereses nacionales que los líderes empezarán a diseñar en la cumbre del jueves y viernes en Bruselas.

El exprimer ministro conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker, la primera ministra danesa Helle Thorning-Smith y el alemán Martin Schulz parten como favoritos para ocupar la presidencia de las tres principales instituciones de la Unión: Comisión, Consejo y Parlamento Europeo, respectivamente.

La presidencia de la Comisión Europea (CE), que hoy ocupa el portugués José Manuel Durao Barroso, podría ser la primera en tener nuevo dueño formal si el 27 de junio en Bruselas los Veintiocho refrendan para el puesto al expresidente del Eurogrupo y veterano de la arena comunitaria, Jean-Claude Juncker.

El luxemburgués, de 59 años, ha sido el candidato del Partido Popular Europeo (PPE) al puesto desde antes de las elecciones del 25 de mayo, en las que la formación que agrupa a la centro derecha europea resultó vencedora.

Por ello, Juncker se convertiría si se confirma lo previsible en el primer presidente de la CE indirectamente elegido por los ciudadanos, aunque los tratados nada dicen de que los líderes deban seguir a pies juntillas el mandato de las urnas.

El respeto al nuevo proceso introducido por el tratado de Lisboa (2009) ha llevado a la mayoría de grupos de la Eurocámara, incluido el otro gran partido, el de los socialistas, a apoyar a Juncker para el puesto al considerar que es el más legitimado.

Los líderes socialistas europeos, eso sí, exigieron a Juncker un programa de estímulos que rompa el ciclo de la austeridad dictado desde Bruselas y Berlín en los últimos años de crisis económica.

El mayor obstáculo para la elección de Juncker como presidente de la CE (para lo que se necesita mayoría cualificada) es Londres.

Se espera que el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, pida una votación, como gesto simbólico de rechazo a un consenso frente al que el británico está solo a excepción del húngaro conservador Víktor Orbán, igualmente escéptico de los procesos de integración europea.

En la cumbre del jueves y viernes en Bruselas también tomará forma la elección del sucesor de Herman Van Rompuy, el presidente permanente del Consejo Europeo.

Dos nombres se barajan para el puesto en las últimas horas: el antiguo primer ministro francés Jean-Marc Ayrault, de 64 años, y la primera ministra danesa Helle Thorning-Smith, de 47, según fuentes europeas.

La opción danesa, un país que optó por quedarse fuera del euro y de la Europa sin fronteras de Schengen, podría imponerse al ser una aceptable contrapartida para Reino Unido.

Fuentes parlamentarias dijeron a Efe que Thorning-Smith "no es la candidata ideal de la socialdemocracia", que preferiría a alguien con un perfil "más europeísta", si bien añadieron que tratándose de una socialista y mujer, "será difícil no apoyarla".

Por su parte, más posible parece el próximo martes 1 de julio la reelección del socialdemócrata alemán Martin Schulz, de 58 años, como presidente del Parlamento Europeo.

Se tratará de la primera vez en la historia que un presidente de la Eurocámara es reelegido.

El portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch, dijo a Efe que esa circunstancia "es una prueba más de que las cosas están cambiando, que tenemos una cámara más política y con una mayoría que debe controlar y apoyar a la Comisión Europea".

Sobre ese puzzle provisional que coloca en los puestos de mando a Juncker, Thorning-Smith y Schulz, el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz, señaló a Efe que responde a un "consenso necesario" entre todos los partidos europeístas y tras el ascenso de la eurofobia evidenciado en las elecciones del 25 de mayo a la Eurocámara.

Una vez resuelto el rompecabezas de las presidencias de las tres principales instituciones, seguirá el baile de altos cargos con la elección entre otros del nuevo alto representante y del presidente permanente del Eurogrupo (el club de ministros del euro), puesto este último cuya creación aún está pendiente de decisión al no figurar en los tratados.

Temas relacionados

 

últimas noticias