Se inunda la casa de líder cristiano que decía que desastres son un castigo contra los gais

Tony Perkins, presidente del Family Research Council, grupo que rechaza a los homosexuales, dio a conocer que su casa en Louisiana fue víctima de las inundaciones que azotan a esa región. Hace un año Perkins había dicho que los desastres naturales eran un castigo de Dios en contra de la humanidad por culpa de los gais.

Las inundaciones en Louisiana ya han dejado 13 muertos. AFP

Le dirán karma o una sucesión de eventos desafortunados. Pero a un dirigente cristiano, que aseguraba que Dios envía desastres naturales para castigar a los homosexuales, se le inundó su casa en Louisiana, un estado bajo alerta por las fuertes lluvias que allí se presentan. "Esta es una inundación, debo decirlo, casi que de proporciones bíblicas", le dijo el pastor Tony Perkins, a un medio local. Perkins es el presidente del Family Research Council, un grupo cristiano catalogado como homofóbico por sus declaraciones en contra de la comunidad LGBTI. Así lo informó la BBC de Londres

Perkins ha aplaudido el asesinato de homosexuales en Uganda, ha acusado al gobierno estadounidense de promover los derechos de los homosexuales para controlar a la población y ha dicho que la pedofilia es "un problema homosexual". Y, durante una entrevista realizada el año pasado, sostuvo que los desastres naturales eran una castigo que enviaba Dios en contra de los homosexuales. Lo hizo durante una entrevista, a mediados del año pasado, al pastor judio mesiánico, Jonathan Cahn, quien en reiteradas ocasiones ha dicho que los desastres naturales son una señal de la ira de Dios por la legalización del aborto y de los derechos de la comunidad LGBTI. 

En esa ocasión, puntualmente, Cahn dijo que el huracán Joaquín, que azotó Hawaii, era un mensaje divino por las medidas mencionadas y por el trato dispensado por Estados Unidos a Israel, con lo que Perkins, quien lo entrevistaba, se mostró de acuerdo, asegurando que, aunque algunos sectores de la población se burlaran, los desastres eran, sin duda, un mensaje de Dios. Ahora Perkins, quien hizo parte, brevemente, de la campaña a la Presidencia del republicano Ted Cruz, se ha visto en la necesidad, como miles de personas, de recurrir a canoas para salir de sus casas y sobrevivir a estas inundaciones. 

Estas inundaciones, que ya han empezado a menguar, han sido consideradas por la Cruz Roja de los Estados Unidos como el peor desastre natural desde el huracán Sandy, que azotó, en 2012, la costa este de los Estados Unidos. Por ahora, las lluvias han dejado en Louisiana, azotado en 2005 por el huracán Katrina, 13 muertos y, por lo menos, 20 mil damnificados, incluyendo a Perkins, recordado por declaraciones como la de que los homosexuales en Estados Unidos se suicidaban porque, según él, sabían que su orientación era "anormal".