¿Qué se juegan los candidatos a la presidencia de Estados Unidos?

La aspirante demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, y el republicano, Donald Trump, son favoritos en la mayoría de los 14 estados que votan este martes.

Donald Trump y Hillary Clinton pueden consolidar este martes su favoritismo de cara a las nominaciones de sus partidos. / AFP

Hay mucho en juego: más de 600 delegados, el crecimiento de la antipolítica o la continuidad de las campañas tradicionales. Lo que suceda este martes en Estados Unidos, cuando 14 estados van a las urnas para votar por los candidatos presidenciales de los partidos Demócrata y Republicano, marcará el camino a seguir hasta junio, cuando oficialmente los dos partidos nombrarán a los nominados que se disputarán la Casa Blanca el 8 de noviembre.

Lo que proyectan las encuestas hace pensar que la dupla final estaría encabezada por el magnate Donald Trump y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. Aunque para muchos analistas todavía hay oportunidad para candidatos como Marco Rubio en el segundo supermartes, el del 15 de marzo, lo cierto es que este martes se empieza a vislumbrar con claridad la fotografía de los candidatos triunfadores en los comicios primarios.

Encuestas de Real Clear Politics le otorgan el triunfo a Clinton en estados como Alabama, Arkansas, Georgia, Oklahoma, Texas y Virginia. Mientras Trump, con 82 delegados hasta ahora, el 60% de los apoyos, podría consolidarse, pues, de acuerdo con las firmas encuestadoras, el protagonista de los reality shows tiene ventaja en casi todas las contiendas estatales, con excepción de Texas, donde el senador Ted Cruz (actual gobernador) juega en casa y se espera que mantenga su dominio. Si Trump consiguiera entre 240 y 300 delegados hoy, quedarían pocas dudas de que el magnate de los casinos y hoteles se proclamaría líder de la formación de cara a las elecciones presidenciales, culminando así una campaña que todos pensaron se hundiría por su discurso xenófobo y populista. La nominación republicana recaerá en el candidato que obtenga al menos 1.237 delegados en todo el país.

De acuerdo con un sondeo de la cadena CNN, Trump y Clinton están liderando las preferencias nacionales. El polémico magnate tiene el apoyo para lograr la nominación presidencial republicana de casi la mitad (49 %) de los votantes registrados del partido y de aquellos que se definen como independientes de tendencia conservadora.

Trump les saca más de 30 puntos de ventaja a sus más directos rivales, los senadores Marco Rubio, con 16% de respaldo, y Ted Cruz, que se lleva el 15%. La encuesta refleja también que Trump, con 51% de las preferencias, es visto como el candidato que, de llegar a la Casa Blanca, sería “más eficaz” a la hora de resolver los problemas del país.

Por el lado demócrata, Clinton es la favorita entre los votantes registrados del partido y aquellos independientes de tendencia progresista, con 55% de apoyo, frente al 38% de su rival, el senador Bernie Sanders.