Lo que se sabe hasta ahora del atentado en Turquía

Las autoridades siguen tras la pista del terrorista que mató a 39 personas en el bar Reina de Estambul. Un video a la entrada de la discoteca, clave para su búsqueda.

Fuerzas de seguridad siguen desplegadas en Estambul, tras el ataque terrorista. AFP
La policía turca continuaba tras la pista del autor del ataque de la noche de Año Nuevo contra un selecto club nocturno de Estambul, en el que murieron al menos 39 personas y otras 69 resultaron heridas. 
 
El primer ministro turco, Binali Yildirim, afirmó que el atacante, que permanecía huido más de 16 horas después del atentado, dejó su arma en la exclusiva discoteca Reina, situada en la orilla europa del río Bósforo, donde irrumpió hacia la 01.30 hora local (22.30 GMT) y disparó indiscriminadamente contra la gente que festejaba la llegada del Año Nuevo.
 
"Es un terrorista como ya los conocemos. Disparó al policía de la puerta, entró y ametralló y mató a personas inocentes. Entonces dejó el arma y abandonó el lugar aprovechando el caos", dijo Yildirim.
 
El atentado
 
A la 1:25 del domingo, una persona equipada con un fusil de asalto aparece delante de la discoteca Reina, en el corazón de Estambul, y abre fuego contra la gente que se encontraba ante la entrada, según el gobernador de Estambul, Vasip Sahin. 
 
Tras entrar en la discoteca, el asaltante dispara al azar contra la multitud.
 
Treinta y nueve personas perdieron la vida en el ataque, mientras que otras 65 resultaron heridas y estaban siendo tratadas en el hospital, indicó el ministro de Interior, Süleyman Soylu. Se ha identificado a 20 de los fallecidos, de los que 15 eran extranjeros y 5, turcos.
 
El primer ministro, Binali Yildirim, dijo que el atacante, "aprovechando la anarquía" generada en la discotea, pudo fugarse.
 
Yildirim calificó además de "infundadas" las inforamciones de prensa según las cuales el autor de la matanza estaba disfrazado de Papá Noel y agregó que asaltante
había dejado su arma en el lugar.
 
Algunos testigos afirmaron que habían oído al asaltante expresarse en árabe, pero las autoridades por el momento no confirmaron la versión.
Según la cadena de información NTV, varias personas se lanzaron al Bósforo para escapar de los disparos. 
 
El lugar
 
La discoteca Reina es un emblemático club nocturno de Estambul, situada en Ortaköy, un barrio del distrito de Besiktas, en la orilla europea de la ciudad. 
 
Según la agencia de prensa turca Dogan, al menos 700 personas se congregaban en la discoteca para festejar la llegada del nuevo año. 
 
La discoteca Reina es un local selecto, de difícil acceso, y está situada a unos cientos de metros del espacio en el que tenían lugar las principales celebraciones del Año Nuevo, a orillas del Bósforo. 
 
Terror en Turquía
 
El ataque todavía no fue reivindicado, pero Turquía ha sido objeto de numerosos ataques atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico (EI) o vinculados a la rebelión separatista del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que han golpeado principalmente a Estambul y Ankara. 
 
Tras un año 2016 sangriento, las autoridades turcas habían anunciado un despliegue de 17.000 policías en la metrópolis con motivo de los festejos de Año Nuevo. 
 
Miembro de la coalición internacional que combate al grupo EI en Siria e Irak, Turquía inició en agosto una ofensiva en el norte de Siria para repeler a los yihadistas y empujarlos hacia el sur, pero también contra las milicias kurdas sirias. 
 
Rebeldes sirios apoyados por el ejército turco asedian desde hace varias semanas la ciudad de Al Bab, un bastión del EI en el norte de Siria. 
 
En respuesta a estas operaciones militares, el grupo EI ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra Turquía, que se ha convertido en uno de los principales objetivos de los yihadistas. 
 
La operación antiterrorista
 
El primer ministro de Turquía aseguró que la policía cuenta con algunos indicios sobre su posible identidad del terrorista,  sin dar más detalles. El hombre abandonó su arma en el lugar y se está buscando su identidad. Hasta ahora no se sabe si más personas armadas participaron en el ataque.
 
Según el diario Hürriyet, el atacante huyó del local en medio del caos generado por los disparos y se hizo pasar por un civil asustado.
 
La cadena pública turca TRT afirmó que se han identificado hasta ahora 20 de los 39 muertos, 25 hombres y 14 mujeres.
 
Las autoridades turcas impusieron tras el ataque un bloqueo informativo, una medida habitual después de grandes atentados en el país eurasiático.

El ministerio israelí de Asuntos Exteriores confirmó a Efe en Jerusalén que una ciudadana israelí murió en el atentado y otra resultó herida, mientras que en París, el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, informó de la muerte de una mujer con doble nacionalidad francesa y tunecina.
 
Por otra parte, fuentes diplomáticas confirmaron a Efe en Estambul que por el momento no se sabe nada de ciudadanos latinoamericanos entre los muertos y heridos en el ataque.