Secuestrar y violar a niñas puede constituir un crimen contra la humanidad

Esta semana se cumple un año desde que 276 niñas fueron secuestradas por yihadistas de Boko Haram de la escuela de Chibok donde estudiaban.

Niñas de distintos países del mundo protestaron exigiendo la liberación de las niñas secuestradas por Boko Haram.Archivo EFE

Raptar y violar a niñas puede constituir un crimen contra la humanidad, alertaron un grupo de relatoras especiales de Naciones Unidas en relación al secuestro de 276 niñas nigerianas a manos del grupo yihadista nigeriano Boko Haram.

"Matrimonios forzados, violaciones de niñas y esclavitud sexual pueden constituir crímenes contra la humanidad", afirmaron las relatoras en un comunicado.
Las expertas recordaron que muchas de las niñas secuestradas por Boko Haram han sido convertidas forzosamente al islam, y "sufren o han sufrido abusos horrorosos, desde matrimonios forzados, pasando por violación, tortura y asesinatos".

Las relatoras subscribieron el comunicado en la semana que se cumple un año desde que 276 niñas fueron secuestradas a punta de pistola por milicianos de Boko Haram de la escuela de Chibok donde estudiaban, sin que desde entonces se haya sabido de ellas.

"Ante la ausencia de progreso en el pasado año, urgimos al Gobierno nigeriano a que tome todas las medidas necesarias para localizar a las niñas, asegurarse que vuelven sanas y salvas, y que se les ofrezca la protección y la asistencia adecuada", dijeron las relatoras en el comunicado.

"Al mismo tiempo, Nigeria debe juzgar a los culpables respetando las normas internacionales de derechos humanos", advirtieron.

Las relatoras recordaron que, el año pasado, Boko Haram secuestró sistemáticamente a cientos de civiles, usando a las chicas como esclavas sexuales y reclutando forzosamente a los chicos.

"La actual impunidad con la que actúa Boko Haram les ha dado la licencia de continuar cometiendo horribles crímenes. Por eso urgimos a las autoridades nigerianas a que hagan todos los esfuerzos para proteger a sus ciudadanos, incluyendo a los niños", dijeron.

Las relatores urgieron al resto de países africanos y a la comunidad internacional en su conjunto a apoyar a las autoridades nigerianas en ese esfuerzo.
Firman el comunicado Maud de Boer-Buquicchio, relatora sobre la venta de niños y prostitución infantil; Urmila Bhoola, relatora especial sobre formas contemporáneas de esclavitud; Rashida Manjoo, relatora especial sobre la violencia contra las mujeres, y Maria Grazia Giammarinaro, relatora sobre tráfico de personas. Lo hacen también Emna Aouij, presidenta del grupo de trabajo sobre discriminación contra las mujeres, y Soyata Maiga, relatora especial sobre los derechos de las mujeres en África.