Servicios secretos británicos y estadounidenses colaboraban con Gadafi

Dos diarios publican información sobre archivos descubiertos en un edificio de los servicios secretos libios en Trípoli.

Estadounidenses y británicos cooperaron estrechamente en el pasado con los servicios secretos del coronel Gadafi, y la CIA incluso entregó prisioneros al régimen libio para que fuesen interrogados, según varios diarios de este sábado.

El diario británico The Independent y el Wall Street Journal estadounidense tuvieron acceso a archivos descubiertos en un edificio de los servicios secretos libios en Trípoli por la organización de defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW).

Bajo la administración del ex presidente George W. Bush, la CIA entregó presuntos terrorista al régimen del coronel Gadafi sugiriendo preguntas que los libios debían hacerle, informa el Wall Street Journal citando documentos de la sede de la agencia de seguridad exterior libia.

En 2004, la CIA había incluso establecido "una presencia permanente" en Libia, según una nota de un alto responsable de la agencia estadounidense, Stephen Kappes, dirigida al jefe de los servicios secretos libios de la época Mussa Kussa.

Dando a entender que hubo relaciones estrechas entre los dos servicios, la nota comienza con un "Querido Mussa" y está firmada por "Steve", según precisa el Wall Street Journal.

Un responsable estadounidense citado por el diario recuerda que esa época Libia trataba de romper sus aislamiento diplomático frente al Occidente.

El diario The Independent publica informaciones similares, y señala relaciones entre los servicios libios y británicos en la misma época.

Luego de los atentados del 11 de septiembre, vuelos secretos estadounidenses transportaron a decenas de sospechosos de terrorismo en el mundo entero para ser interrogados en otros países.

Según The Independent, Gran Bretaña comunicó en la época informaciones sobre opositores al régimen de Gadafi en exilio.

Varios documentos se refieren a la muy publicitada visita del ex primer ministro británico Tony Blair a Trípoli en 2004, mostrando que fue Blair que insistió para que Gadafi lo recibiera en su tienda.

De acuerdo a las notas encontradas en Trípoli, los servicios secretos británicos también ayudaron a redactar el discurso en que Gadafi anunciaba renunciar a las armas de destrucción masiva.

El ministro británico de Relaciones Exteriores William Hague rechazó este sábado comentar informaciones "que remontan a la época de un gobierno precedente" (el de Tony Blair). No puedo hacer ningún comentario sobre el asunto de los servicios secretos", indicó a Sky News.