Siria exige que acaben "conspiraciones" de EE.UU. contra Venezuela

Lo anterior después de Nicolás Maduro señalara, la semana pasada, que hubo un intento de golpe de estado.

El mandatario sirio Bashar Al AsadEFE

 El Gobierno sirio exigió este lunes que se ponga fin a "las conspiraciones" de EE.UU. contra Venezuela, que violan la legalidad internacional y la Carta de la ONU, según un comunicado publicado por medios oficiales.

Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores condenó "vehemente" en la nota el supuesto complot de EE.UU. "para llevar a cabo un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, de la República amiga Bolivariana de Venezuela".

En el texto se destaca además que con esas "conspiraciones" Washington pretende socavar los logros políticos, económicos y sociales del pueblo venezolano.

La semana pasada, la inteligencia del vecino país le habría informado a Nicolás Maduro de un intento de Golpe de Estado que se estaba llevando a cabo desde la Aviación Militar Bolivariana, y la complicidad de algunos políticos de la oposición. Por este hecho, este jueves fueron detenidos siete militares.
"Lo hemos desarticulado a tiempo. Hicimos detenciones, están presos. Estamos desmantelando el resto. Le llamo atentado golpista, porque no llega a golpe de Estado", manifestó el primer mandatario venezolano, en declaraciones recogidas por medios de Venezuela.
Según lo manifestado por Maduro, para la operación habrían preparado un avión Súper Tucano artillado, que atentaría contra la vida de Nicolás Maduro en el Palacio Miraflores, o en cualquier otro evento durante su desplazamiento por alguna región diferente a Caracas. Otro de los objetivos de la operación serían las instalaciones de la Cadena Telesur.

Así mismo, el Presidente de Venezuela informó que un joven, a quien le estaban haciendo seguimiento, estuvo presuntamente implicado en la operación y le pagaron en dólares para que se mantuviera en la acción. "Le dieron una misión, o varias misiones, la visa norteamericana, con fecha del 3 de febrero", explicó Maduro.

El Departamento de Estado de Estados Unidos respondió tachando de "ridículas" las acusaciones del mandatario venezolano de que este gobierno estuviera implicado. "Estas últimas acusaciones, como todas las últimas de este tipo, son ridículas", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su conferencia de prensa diaria.