En Siria nueva jornada de represión dejó 30 muertos

El cohete Delta II de United Launch Alliance fue lanzado desde la base aérea de Vandenberg, en California.

Disparos de las fuerzas de seguridad sirias mataron el viernes al menos 30 civiles, sobre todo en las ciudades de Homs y Hama, dos focos de la protesta contra al régimen del presidente Bashar al Asad, anunció el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).


La oposición al presidente Bashar al Asad convocó una manifestación este viernes a favor de una zona de exclusión aérea para poner fin a la represión sangrienta del régimen.


"Ocho civiles murieron en diversos barrios de la ciudad de Hama (norte) y otros 20 en la ciudad de Homs (centro), mientras un civil falleció en Quseir, en la región de Homs", donde desde hace varias semanas los militares realizan operaciones, precisó el OSDH en un comunicado.


Las fuerzas de seguridad dispararon balas reales para dispersar manifestaciones en Homs y Hama.Un civil también murió y otros diez resultaron heridos por disparos de las fuerzas de seguridad en Tsil, en la provincia de Deraa (sur).


Varias manifestaciones tuvieron lugar en Homs luego de la oración de mediodía, en particular en el barrio de Deir Balaa, donde cerca de 20.000 personas desfilaron pidiendo la caída del régimen, según militantes.Y hubo enfrentamientos en Hama entre presuntos desertores y miembros de las fuerzas de seguridad.


En Damasco, pese al despliegue masivo de las fuerzas de seguridad, decenas de jóvenes desfilaron a favor de la libertad en el barrio de Barzé. Más de 40 participantes fueron detenidos, según la OSDH.

Temas relacionados