Sirte, ¿la última batalla en Libia?

La toma de Sirte por parte de tropas insurgentes es para el gobierno interino el último paso para declarar la liberación de su país.

Las fuerzas rebeldes y la Otan iniciaron ayer lo que denominaron el asalto final a la ciudad de Sirte, Libia, y obtuvieron el control total de Qasar Abu Hadi, la aldea donde nació el perseguido autócrata Muamar Gadafi en 1942. Las tropas gadafistas se replegaron en el interior de Sirte, donde continúan los combates y los bombardeos en medio de una aguda crisis humanitaria por el agotamiento de reservas de agua, alimentos, combustible y medicinas.

Con la simbólica victoria de los rebeldes sobre Qasar Abu Hadi, aproximadamente 20 km al sudeste de Sirte, comenzó la ‘batalla final’ en la que se busca acabar con los últimos reductos gadafistas que hay en Sirte. La ‘batalla final’ estalló después de que finalizara una tregua de 48 horas decretada por el presidente del gobierno interino libio, Mustafá Abdel Yalil, para que los habitantes abandonaran su ciudad antes de los enfrentamientos.

Aunque las nuevas autoridades estiman que entre 2 mil y 3 mil personas salieron de Sirte durante la tregua, muchos civiles continúan en la ciudad y en medio del fuego cruzado. Fuentes militares anunciaron que las reducidas tropas gadafistas conformaron un cordón en el flanco occidental para impedir la huida de más ciudadanos.

En Sirte estuvo un Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y reportó la crisis que viven los civiles: después de mes y medio de bombardeos y combates hay escasez de medicamentos, oxígeno, agua e interrupciones del suministro de electricidad y combustible. Dos camiones del CICR, que se dirigían hacia la ciudad ayer, tuvieron que devolverse tras el estallido de los combates.

La última batalla no implica el final de la operación de la Otan en Libia. El secretario general de la Organización, Anders Fogh Rasmussen, afirmó que en la reunión de ministros aliados de Defensa, que se celebrará en Bruselas mañana y el jueves para analizar la situación del país árabe, no se espera que se ponga punto final a la intervención de la Otan. Sin embargo, añadió que “estamos muy cerca del final” y que la Otan está preparada para culminar sus operaciones “cuando la situación lo permita”.

El primer ministro del Consejo Nacional de Transición (CNT), Mahmoud Jibril, anunció que una vez se tenga el control de Sirte, se declarará la liberación de Libia. Por tanto, no se esperará la toma de Bani Walid, ciudad situada al sureste de Tripolí, como había informado antes el CNT. “Bani Walid no tiene ninguna salida, así que no frenaría el proceso democrático”, dijo Jibril. Su decisión pretende acelerar la creación de un nuevo gobierno.

últimas noticias