Sirte, una ciudad en ruinas a punto de caer

Yahya al Moghasabi comandante del Consejo Nacional de Transición indicó que en tres días la ciudad natal de Gadafi estará bajo control rebelde.

Muamar Gadafi soñaba con convertir a Sirte, su ciudad natal, en la capital de los Estados Unidos de Africa, pero el jueves no quedaban más que ruinas luego de los bombardeos y la ofensiva de los combatientes del nuevo régimen, que el derrocado dictador libio llamaba "los perros".

Las calles estaban llenas de automóviles calcinados. Los edificios mostraban las marcas de los cohetes y de las balas después de un mes del asedio que las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) lanzaron contra los elementos fieles a Gadafi antes de avanzar conquistando una manzana tras otra.Lufty Al Amin, un combatiente del CNT nacido en Misrata, dijo que antes había visitado Sirte muchas veces, pero que esta ciudad, próspera en otros tiempos, se había vuelto irreconocible.

Los últimos combatientes fieles al exdirigente libio Muamar Gadafi resistían aún el jueves en dos sectores de la ciudad de Sirte.

Disparos de cohetes y tiroteos con armas livianas y ametralladoras se escuchaban en el "Barrio Dólar", en la parte alta al oeste de la ciudad, y en el "Barrio Nº 2" al borde del Mediterráneo en el noroeste.

"Los combates se concentran en esos dos barrios", declaró  Yahya al Moghasabi, uno de los comandantes de las fuerzas del Consejo nacional de transición (CNT). "Pensamos que necesitaremos aún tres días para capturarlos", agregó.

"Avanzamos sin mucha agresividad en esos barrios porque aún hay familias que están bloqueadas allí", precisó.

El miércoles, los combatientes pro-CNT habían anunciado que controlaban los barrios "Dollar" y "Nº2", y que los combates se concentraban alrededor de una escuela donde se habían atrincherado los partidarios de Gadafi, en el "Barrio Nº 1", justo al oeste del "Nº 2".

Según el comandante Wissam ben Ahmed, uno de los principales jefes pro-CNT en el frente Este, "la operación en el este de Sirte llegó a su fin"."Hay poca resistencia - en uno o dos barrios, los combates continúan.

Estamos apoyando a los combatientes en el oeste", agregó.Al cabo de cuatro semanas de bombardeos y de intensos combates urbanos, la ciudad de Sirte se encontraban en ruinas.

La calles sembradas de vehículos calcinados y sin ningún edificio intacto, constató la AFP.En una semana, los combates en la localidad dejaron casi un centenar de muertos y cientos de heridos entre los combatientes pro-CNT, según fuentes médicas.El CNT, ex rebelión que derrocó el régimen de Gadafi, espera la caída de Sirte para proclamar la "liberación total" del país y para reiniciar las conversaciones para formar un gobierno que se encargue de la transición.

Temas relacionados