Snowden volvería a Estados Unidos

Lonnie Snowden, el padre de Edward Snowden, envió una carta al fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, en la que asegura que su hijo estaría dispuesto a regresar.

En esta avión parqueado en el aeropuerto internacional de Moscú saldría Snowden. / EFE
En esta avión parqueado en el aeropuerto internacional de Moscú saldría Snowden. / EFE

 Así lo declaró Lonnie Snowden en una entrevista concedida a la cadena NBC. En ella, el padre del autor de las filtraciones más dañinas para la seguridad nacional estadounidense, manifiesta sus recelos por que Snowden pueda estar siendo manipulado por Wikileaks.

“A estas alturas, yo no tengo la sensación de que haya cometido una traición”, declaró el señor Snowden a la NBC. “Amo a mi hijo y me gustaría poder comunicarme con él, pero no quiero ponerlo en peligro”, dijo. Aunque insiste en que no ha hablado con su hijo desde el pasado mes de abril, Lonnie Snowden parece conocer con precisión las condiciones bajo las que aquél estaría dispuesto abandonar su refugio actual, en un lugar indeterminado de la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, para volar de vuelta a Estados Unidos y enfrentarse a los cargos por espionaje, robo y apropiación de documentos del Gobierno, por los que se le acusa. De ser declarado culpable, podría ser condenado a 30 años de cárcel.

Snowden llegó a Hong Kong el 20 de mayo desde Hawai, donde trabajaba en una empresa subcontratada por la NSA. China ignoró las peticiones de captura de Washington, y el informático viajó tres días después a Moscú. Desde entonces, Snowden, pidió asilo político a Ecuador y, según las autoridades rusas, se encuentra desde esa época en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú-Sheremetievo.

De acuerdo con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, su país no puede otorgarle asilo si no se encuentra físicamente en territorio ecuatoriano —la Embajada, por ejemplo—, para que su solicitud pueda ser procesada. Obama, advirtió desde Senegal que no va a hacer nada, más allá de las vías legales ordinarias, para lograr el regreso del hacker de 29 años.

“No quiero ponerlo en peligro, pero temo por lo que pueda hacer su entorno. Pienso en Wikileaks. Si se analiza su pasado, se verá que su meta no ha sido siempre (la defensa) de la Constitución, sino sobre todo la revelación de un máximo de informaciones”, dijo Lonnie Snowden.