Sobrepoblación, principal problema en cárceles de A.Latina, según estudio

Experta en el tema explicó que en las cárceles se ha incrementado "aceleradamente la población penitenciaria" debido al endurecimiento de las penas, el incremento de los delitos graves, entre otros.

Entre 1992 y 2012 la población encarcelada en Latinoamérica aumentó en promedio más del 100%,Cortesía Personería

Los sistemas penitenciarios de América Latina tienen como principal problema la sobrepoblación en las cárceles, señaló Elena Azaola, especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) de México.

La investigadora, con más de 30 años de experiencia en estudios relacionados con las cárceles, la criminalidad y la violencia en México, presentó este día el estudio "Situación de las Prisiones en América Latina".

Explicó que en las cárceles de México y el resto de América Latina se ha incrementado "aceleradamente la población penitenciaria" debido al endurecimiento de las penas, el incremento de los delitos graves, la duración de los procesos judiciales, el abuso de la prisión preventiva y la falta de medidas alternativas.

De acuerdo con la especialista, en números absolutos Estados Unidos tiene la mayor población de presos en el mundo con más de dos millones, seguido por China con 1,6 millones, Rusia con 700.000, India con 670.000, Brasil con 550.000 y México con 260.000 reclusos.

Azaola consideró que "el énfasis en la imposición de sanciones penales ha dado lugar a un incremento en el número de sujetos encarcelados por delitos de drogas".

Al respecto, citó el estudio de la Washington Office on Latin America (WOLA) de 2010, según el cual Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay "mostraron el impacto que la política contra las drogas ha tenido en la sobrepoblación y el deterioro de las prisiones".

Señaló que esas políticas provocaron que entre 1992 y 2012 la población encarcelada en Latinoamérica aumentara en promedio más del 100 %, al tiempo que las tasas por los delitos de drogas continúan mostrando una línea ascendente en todos los casos.

En el caso específico de México, señaló que "la población de varones se incrementó en 40 % y la de mujeres en un 100 %, ya que de 6.600 reclusas que había en 1992, al 2012 eran más de 13.000, lo que representa un 5 % de la población penitenciaria".

También señaló el grave problema de hacinamiento que se registra en las cárceles de la región, donde el país con mayor saturación es El Salvador con 290 personas por cada 100 camas o plazas disponibles, seguido por Guatemala con 190 y Nicaragua, República Dominicana y Panamá con 180 cada uno. En el listado sigue Brasil con 175, Chile y Ecuador con 150 y Honduras con 148.

Dijo que para resolver esa problemática se deben "instrumentar políticas criminológicas integrales", ya que lo que ocurre en las prisiones de la región "no puede ni debe ser visto de manera separada de la puesta en práctica de una determinada política criminal".