Sobrino de Arafat acusa a Israel de haber envenenado a su tío con polonio

El debate sobre las causas de la muerte del presidente palestino, Yaser Arafat, sigue creciendo.

Naser al Qidwa, un sobrino del difunto presidente palestino Yaser Arafat, acusó a Israel de haber "envenenado" a su tío con polonio y exigió que "los responsables de ese asesinato sean juzgados". "Nosotros acusamos a Israel de haber envenenado a Yaser Arafat mediante esta sustancia mortal y exigimos que los responsables de ese asesinato sean juzgados", declaró a la AFP Naser al Qidwa, presidente de la Fundación Yaser Arafat, interrogado por teléfono en Ginebra por la AFP.

El Institute for Radiation Physics de Lausana (Suiza), que analizó muestras biológicas tomadas de los efectos personales de Arafat entregados a su viuda por el hospital militar francés de Percy, donde murió el líder palestino el 11 de noviembre de 2004, descubrió allí "una cantidad anormal de polonio", según un documental difundido el 3 de julio por el canal catarí Al Jazeera.

"La fundación Arafat se puso en contacto con el laboratorio suizo para informar que no tenía objeciones al análisis de muestras del cadáver del difunto presidente palestino Yaser Arafat si fuera necesario", agregó Qidwa."Desde el martirio del difunto presidente Yaser Arafat hemos dicho que había sido asesinado por envenenamiento, pero no teníamos ninguna prueba tangible. Pero luego del documental de Al Jazeera afirmando su envenenamiento con polonio, ya no queda duda", agregó.

Al Jazeera especifica que los doctores del hospital francés se negaron a colaborar con el reportaje de investigación alegando que se trata de "secreto médico". Omar Dakka, el doctor que trató a Arafat y que hoy vive en Túnez, también rechazó ser entrevistado. Según Al Yazira, sus conversaciones "off the record" hacen entender que "no es un problema médico sino político".

"Los doctores egipcios que habían ido a Ramala a verle antes de ser trasladado a Francia me dijeron en su momento que podría haber sido envenenado", recuerda Suha Arafat, la estrella del programa de la cadena. Asimismo, exige al liderazgo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)- con el que mantiene un litigio relacionado también con la importante herencia de su difunto marido- una autopsia del cuerpo de Arafat, enterrado a los pies de la Mukata en Ramala.

Un recorrido por la emblemática sede gubernamental palestina no da muestras de lo sucedido hace exactamente diez años. Como respuesta a los atentados en Israel durante la Intifada, el Gobierno israelí ordenó el asedio de la Mukata, donde Arafat quedó recluido y aislado desde el 2002. Los tanques destrozaron gran parte del complejo presidencial y soldados permanecieron a muy pocos metros del cuarto del 'rais'. Su salud se deterioró en 2004 (se había desmayado el 12 de octubre) y tras ser revisado por expertos egipcios y jordanos, un debilitado Arafat fue trasladado a Francia. 

A las tres de la mañana del 11 de noviembre, Arafat moría en el hospital francés. Tenía 75 años.