¿Son más guapos los políticos de derecha?

Un estudio publicado en la revista Journal of Public Economics señala que los conservadores resultan más atractivos para los votantes.

En las recientes elecciones en Estados Unidos pesó mucho la emoción, a la hora de ir a las urnas, según expertos. AFP

Que en la política la belleza no pesa, no es tan cierto. Si bien las ideas, el mensaje, la emoción y otras aristas son clave a la hora de ganar votos, tres investigadores de Suecia y Alemania realizaron un estudio en que descubrieron que los políticos conservadores son más atractivos que los de izquierda. Y así lo premian los votantes.

El estudio publicado en la revista “Journal of Public Economics” encontró que hay una relación directa entre belleza y éxito electoral. “Las personas más guapas ganan más dinero, lo que les hace menos proclives a la redistribución de la riqueza. Nuestro modelo de baja competencia dentro de los partidos predice que los votantes usan el aspecto de los candidatos como señal de conservadurismo y que son los políticos de derechas los que más se benefician entre los electores menos informados”, dicen los autores del estudio.

Los expertos analizaron las elecciones de Estados Unidos en 2008 (cuando Barack Obama ganó la presidencia) y encontraron que un candidato extremadamente atractivo tendría una ventaja de hasta un 7% del voto frente a un rival poco atractivo. Sin embargo, la investigación que hicieron era explorar si la apariencia favorecía más a una ideología. Resulta que, luego de hacer experimentos en Estados Unidos, Australia y Europa, encontraron que “los políticos de derechas son más guapos y esto tiene una relación directa con el voto”, señala el estudio.

Montaigne decía que no había una cualidad que superara a la de ser bello y Sócrates afirmaba que ser bello era una breve tiranía. En política, la belleza sí reporta más votos, aunque los electores nieguen que basen sus elecciones en algo tan superficial. Estudiosos del comportamiento político de los ciudadanos han encontrado que la apariencia física de los candidatos sí importan. Recuerdan el caso del primer debate presidencial entre John F. Kennedy y Richard Nixon: el primero se esmeró en aparecer impecable y, por lo tanto, quienes siguieron el debate por televisión le dieron su voto. Los que lo escucharon por radio, señalaron que Nixon había sido superior.

Muchos estudios han hablado del “efecto belleza” en todos los aspectos de la vida: quien es bonito obtiene mejor salario, ascensos y hasta más fácil créditos bancarios. A los feos la situación les es un poco más complicada.

Otros estudios han revelado que el efecto positivo de la belleza en el voto está también relacionado con la salud. Una cara tersa, con buen aspecto inspirará más confianza entre los votantes, que al final, terminan votando por quien luzca más atractivo. Señalan estudios que en algunas regiones de Estados Unidos donde hay más prevalencia de enfermedades, la tendencia a votar por políticos guapos es mayor.

Una investigación de 2011 dedujo que la televisión refuerza la importancia de la belleza. Entonces, lograron que ciudadanos menos informados decidieran su voto según el aspecto del candidato.

Lo novedoso del estudio de Journal of Public Economics vincula ese atractivo, además, a los electores conservadores. Uno de los casos que estudiaron fue el de Finlandia, y concluyeron que en las elecciones generales, debido a la cantidad de información, el beneficio de la apariencia física entre candidatos de derecha e izquierda era casi igual. Sin embargo, en las municipales los candidatos de derecha se benefician el doble del voto del votante menos educado. Es decir, que si no se conoce mucho de las propuestas, los electores se deciden por el aspecto físico.