Sondeo sobre violencia contra la mujer que conmocionó a Brasil contenía error

Al parecer los resultados arrojados con este sondeo son inferiores a la magnitud publicada.

Agencia EFE

Un sondeo realizado por el Gobierno y cuya divulgación provocó gran conmoción en el país debido a que ubicaba en el 65,1 % el porcentaje de brasileños que considera que las mujeres con ropas cortas merecen ser violadas fue corregido este viernes debido a que esa proporción es muy inferior a la publicada.

El estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA), autor de la encuesta, admitió hoy en un comunicado el error en la cifra que tanto había asustado al país la semana pasada y que llegó a ser lamentada hasta por la propia presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en un mensaje en Twitter.

Según el IPEA, el porcentaje de brasileños que considera que las mujeres con ropas cortas merecen ser violadas es de sólo el 26 % y no del 65,1 % como llegó a ser anunciado.

De acuerdo con los datos corregidos, el 70 % de los brasileños está total o parcialmente en desacuerdo con la afirmación que atribuye a la ropa provocadora de las mujeres la culpa de que sean violadas.

"Venimos al público a pedir disculpas y a corregir el error en los resultados del estudio. Relatamos resultados equivocados para las respuestas a una frase que, justamente por su valor inesperado, recibió el mayor destaque en los medios de comunicación y motivó amplias manifestaciones y debates en la sociedad en los últimos días", informó el organismo oficial.

El instituto informó igualmente de que su director para Estudios y Políticas Sociales, Rafael Guerreiro Osorio, presentó la renuncia al cargo tras asumir el error.
El resultado inicial, divulgado la semana pasada, provocó una serie de protestas en las redes sociales contra el supuesto machismo brasileño y llevó a la periodista Nana Queiroz a encabezar una campaña contra la que parecía tolerancia de la mayoría del país para con los violadores.

Con la publicación en una página social de una fotografía en la que aparece con el pecho cubierto tan sólo por la frase "Yo no merezco ser violada", Queiroz consiguió que miles de brasileños se solidarizaran con su campaña.

La iniciativa fue apoyada hasta por Rousseff que, en un mensaje en Twitter, aseguró que Brasil "aún tiene mucho que avanzar en el combate de la violencia contra la mujer".

El resultado de la encuesta muestra "que el Gobierno y la sociedad deben trabajar juntos para atacar la violencia contra la mujer, dentro y fuera de los hogares", afirmó entonces la mandataria.

Queiroz afirmó este viernes estar contenta con la corrección del sondeo pero alegó que el 26 % de personas que consideran que la mujer con ropa corta merece ser violada sigue siendo un porcentaje muy elevado.

Temas relacionados