Sospechoso de atentado en Berlín era investigado por amenaza contra el Estado alemán

Aunque aún no se ha confirmado su autoría en el hecho, se confirmó que en la cabina del camión que arrolló a los visitantes del mercadillo navideño se encontró documentación suya.

EFE

Las autoridades alemanes informaron que el joven tunecino buscado por su posible relación con el ataque del lunes en Berlín estaba siendo investigado por su presunta implicación en un delito grave contra la seguridad del Estado y a la espera de ser expulsado. (Lea: Aumenta a 12 la cifra de muertos por camión que embistió mercado en Berlín)

En una rueda de prensa, el responsable de Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, advirtió que no se sabe si el sospechoso está implicado en el atentado de Berlín, en el que murieron 12 personas, pero confirmó que en la cabina del camión que arrolló a los visitantes del mercadillo navideño se encontró documentación suya.

Su petición de asilo había sido rechazada el pasado julio, pero no había podido ser expulsado del país porque carecía de la documentación necesaria, unos papeles que llegaron precisamente hoy desde Túnez. (Vea: Video: Alemania llora a víctimas de atentado en mercado de Navidad)

Según Jäger, Túnez negó durante cierto tiempo que se tratara de un ciudadano suyo y no facilitaba su documentación, que no ha llegado a Alemania hasta dos días después del atentado.

La Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Renania del Norte-Westfalia había iniciado una investigación sobre el joven que ahora llevaba la Fiscalía Federal de Berlín, donde residía el sospechoso desde febrero.

El centro de coordinación antiterrorista, con el que comparten información las diferentes administraciones regionales, cuerpos policiales y los servicios secretos, había intercambiado datos con Renania del Norte-Westfalia sobre su caso el pasado noviembre.

Jäger explicó asimismo que el tunecino entró en Alemania a través del estado de Baden-Württemberg -una ruta menos frecuentada que las de Baviera- entre junio y julio de 2015 y que desde entonces había demostrado una "alta movilidad", aunque residió eminentemente en Berlín, así como que tenía contactos con ambientes islamistas de Alemania.

Poco antes, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, informó que se ha emitido una orden de detención a nivel europeo contra "un nuevo sospechoso" relacionado con el atentado de Berlín.

De Maizière no aportó datos sobre la identidad de esta persona, que "es un sospechoso, pero no obligatoriamente el autor" del atentado.

La orden de detención del sospechoso es para Alemania y la zona Schengen -el área de libre circulación europea- y se emitió la pasada medianoche, añadió De Maizière.

Varios medios informaron previamente que la policía sigue la pista de un tunecino tras descubrir en el suelo de la cabina del camión un certificado alemán en el que se tolera la permanencia en el país de un extranjero, pese a no haber obtenido asilo, y que pertenecía presuntamente a Anis A., nacido en 1992 en Túnez.

Esta persona está sin embargo registrada en distintos organismos alemanes con diferentes nombres y edades.

Según el periódico "Süddeutsche Zeitung" y las emisoras NDR y WDR, el sospechoso se encuentra desaparecido desde septiembre y está calificado como "peligroso" en las bases de datos de las fuerzas de seguridad.

El ministerio de Interior indicó que las fuerzas de seguridad tienen registradas a 549 personas como "peligrosas" en circunstancias parecidas a las del sospechoso y a las que se considera susceptibles de cometer un acto terrorista, vinculado o no al yihadismo.

Según distintos medios, el sospechoso buscado por la policía por su posible relación con el atentado de Berlín tuvo contactos con la red de un islamista detenido en noviembre en Alemania, Abu Walaa, dedicado presuntamente a la captación y adiestramiento de jóvenes para enviarlos a combatir con el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

La cadena regional "rbb" publicó asimismo que los investigadores han hallado restos de ADN en la cabina del camión que indican que se produjo una pelea entre el atacante y el conductor, un polaco que resultó muerto en el ataque.

Por eso, las fuerzas de seguridad están contactando desde hace horas con centros hospitalarios de Berlín y Brandeburgo, el estado federado que rodea a la capital, en busca de sospechosos.

Temas relacionados