Talibanes secuestran a siete personas tras caer su helicóptero en Afganistán

El aparato cayó poco antes del mediodía local en el distrito de Azra por causas que todavía se desconocen.

Los talibanes secuestraron a los siete ocupantes, seis paquistaníes y un ruso, de un helicóptero del Gobierno paquistaní que se estrelló hoy en la provincia de Logar, en el este de Afganistán, informaron fuentes oficiales de ambos países.

El aparato cayó poco antes del mediodía local en el distrito de Azra por causas que todavía se desconocen y posteriormente se incendió, dijo a Efe el portavoz del gobernador de Logar, Salim Salih.

"Los ocupantes fueron capturados con vida por los talibanes, quienes los han trasladado a un lugar desconocido. Nuestras tropas están ya en la zona para la operación de rescate, pero todavía no han encontrado a los rehenes", detalló.

El aparato pertenecía al Gobierno de la provincia del Punyab, en el este de Pakistán, y se dirigía a Rusia vía Uzbekistán para labores de "mantenimiento", indicó en su cuenta de la red social Twitter el director del servicio de comunicación del Ejército paquistaní (ISPR), general Asim Bajwa.

Según la fuente, Pakistán ha pedido ayuda a Kabul, a las tropas afganas y a la misión de la OTAN en Afganistán para la pronta liberación de los rehenes.

A bordo del helicóptero siniestrado viajaban seis paquistaníes y un ruso, apuntó a Efe el portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní, Nafees Zakaria.

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid aseguró, por su parte, que no tenía constancia del supuesto secuestro, sobre el que todavía trata de reunir información por haberse producido en una zona remota con escasas redes telefónicas.

La provincia de Logar es fronteriza con Pakistán, país con el que Kabul mantiene una tensa relación, entre acusaciones de que da asilo en su territorio a grupos insurgentes que atentan en suelo afgano.

Afganistán registra ocasionalmente accidentes de aeronaves, sobre todo militares, tanto nacionales como estadounidenses, que ofrecen apoyo aéreo al Ejército afgano y realizan bombardeos como parte de su misión antiterrorista en el país.

En mayo pasado, siete personas murieron al estrellarse un avión de carga de la aerolínea azerbaiyana Silkway Airlines en la provincia de Helmand (sur).
Dos meses antes, un caza F16 de Estados Unidos se estrelló cuando despegaba de la base aérea de Bagram (norte), sin que se registraran víctimas.