Theresa May: la sucesora de Cameron

Con el retiro de la ministra de Energía, Andrea Leadsom, de la contienda, el camino queda expedito para que May se convierta en la segunda primera ministra en la historia de Inglaterra.

La ministra británica de Interior, Theresa May, durante el lanzamiento de su campaña en el Austin Court de Birmingham, Reino Unido, hoy, 11 de julio de 2016.EFE

"Concluí que los intereses de nuestro país están mejor servidos por la designación inmediata de una primera ministra fuerte y que cuente con apoyo (...) Es por eso que me retiro de la elección por el liderazgo y le deseo a Theresa May el mayor de los éxitos". Con estas palabras, la ministra de Energía, Andrea Leadsom, anunció su retiro de la contienda para reemplazar al primer ministro británico, David Cameron, tras el fracaso del brexit, y le dejó a su rival, la ministra del Interior, Theresa May, el camino expedito para convertirse en la próxima primera ministra, la segunda en la historia de Inglaterra. Aunque no se ha confirmado la fecha, se espera que May llegue al cargo el 9 de septiembre de este año y lidere el proceso para el Brexit, con el que no estuvo de acuerdo, sobre todo, por lealtad a Cameron. Su llegada puede ocurrir incluso antes, de acuerdo con el mismo Cameron, que ha dicho que para este jueves ya va a haber nueva primer ministra. 

May, nacida en 1956, en Eastbourne, una localidad del sur de Inglaterra, es geógrafa de la Universidad de Oxford. Tras un breve paso por el Banco de Inglaterra, fue elegida concejal de la ciudad de Londres, cargo en el que estuvo entre 1986 y 1994. En 1997, tras varias derrotas, dio, por fin, el salto al Parlamento británico, de la mano del Partido Conservador. Se convirtió, entonces, en una prominente figura del gabinete a la sombra, como se le conoce al equipo del jefe de la oposición, de William Hague y luego de Ian Duncan Smith. En 2002 se convirtió en la primera presidenta del PC en toda su historia. Y siguió haciendo parte de los distintos gabinetes a la sombra, hasta que su partido llegó al poder, de la mano de David Cameron. 

En mayo de 2010 fue designada ministra del Interior y se convirtió en la cuarta mujer en ocupar un cargo de tal importancia. Fue designada, igualmente, ministra de la Mujer y la Igualdad, cargo en el que estuvo hasta 2012. Durante su tiempo en estos cargos ha sido protagonista de varias controversias y ha estado al frente de reformas sensibles, como la Ley de Migración. Durante la campaña por el Brexit, se mostró partidaria de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, aunque muy tímidamente y, al parecer, por lealtad a Cameron. Tras la victoria del Brexit, May se había convertido en una fuerte candidata a reemplazar a Cameron. Y así lo ratificó tras vencer en un simulacro a sus dos rivales: la ministra de Energía, Andrea Leadsom, y el secretario de Justicia y promotor del Brexit, Michael Gove, quienes, al final, se retiraron de la contienda. 

Por sus posiciones respecto a la migración, una preocupación de los promotores del Brexit, May parece la indicada para liderar este espinoso proceso. La ministra ha dicho que no iniciará los trámites necesarios para el retiro, por lo menos, hasta 2017. Se espera que May sea una nueva dama de hierro, como lo hiciera la primera ministra Margareth Thatcher, hace 25 años.