¿Qué tienen en común Jesús y Hugo Chávez?