Tifón Roke dejó 10 muertos tras su paso por Japón

Varias carreteras fueron cerradas y unos 600 vuelos anulados.

El tifón Roke atravesó Japón dejando diez muertos, evacuaciones y problemas de transporte, y obligó además a suspender las obras en la central nuclear accidentada de Fukushima, donde no causó daños.

Desde el Pacífico Sur, el tifón recorrió entre miércoles y jueves hacia el norte la isla principal Honshu con lluvias intensas y vientos que en algunos casos superaron los 150 km/h.

El ciclón afectó luego a la región de Tohoku (noreste), arrasada por el sismo y el tsunami del 11 de marzo, donde se encuentra Fukushima.

La central, donde continúan las obras de neutralización de las instalaciones destruidas, quedó expuesta a las lluvias de Roke, ante lo cual la operadora Tokyo Electric Power (Tepco) tomó medidas de seguridad y suspendió momentáneamente los trabajos, pero aclaró que no se registró ningún daño.

Al mismo tiempo se produjo un sismo de magnitud 5,3 en la región. Su epicentro se situó en la prefectura de Ibaraki, ubicada entre las de Tokio y Fukushima. Los servicios de rescate no reportaron víctimas ni daños materiales.

Las fuertes precipitaciones que acompañan el tifón causaron al menos diez muertos y cinco desaparecidos en el centro y el oeste del país, según Jiji Press y el canal de televisión NHK. Unas 60 resultaron heridas, según las mismas fuentes.