En Tokio se subasta uno de los atunes más caros de la historia