La Torre de Pisa se está enderezando

Según un informe, en los últimos 12 años perdió 2,5 centímetros de su clásica inclinación.

Un informe realizado por el grupo de vigilancia de la Torre de Pisa, que analiza anualmente la estabilidad del famoso monumento ubicado en Italia, señala que éste se ha enderezado 2,5 centímetros durante los últimos 12 años.

"Seguirá enderezándose un par de milímetros más para luego permanecer estable y empezar a inclinarse de nuevo", aseguró Giuseppe Bentivoglio, director técnico del encargado del monumento, en entrevista al periódico británico Daily Mail.

La construcción de la torre de Pisa se desarrolló en tres etapas durante un período de unos 200 años (entre 1173 y 1372), finalizando en el momento en que fueron instaladas las campanas.

La célebre torre inclinada, que en 1987 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tiene una altura de 55 metros desde la base y su peso se estima en unas 14.700 toneladas.

De acuerdo al actual informe, este fenómeno "natural" comenzó a ocurrir tras la finalización de los trabajos de restauración de la Torre, que duraron una década (hasta el año 2001).

Al inicio de estas reformas, donde existía un serio riesgo de derrumbe, la torre tenía una pendiente de 4,5 metros y seguía cayendo a un ritmo de 1,2 milímetros por año, poniendo en grave riesgo la estructura.

En todo este período, se reforzaron las bases y se instalaron cables de acero para reducir un poco su inclinación, aunque no completamente para no perder la forma que le ha dado su fama.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Las cicatrices de la esclavitud en Brasil

¿Cómo es sobrevivir sin empleo en Argentina?