Tragedia marítima en Corea del Sur

Casi 300 personas desaparecidas y al menos seis muertos era el saldo parcial del hundimiento de un ferri surcoreano que naufragó en la mañana de ayer cuando viajaba hacia un popular destino turístico en el suroccidente del país.

Las primeras hipótesis de las autoridades indican que la embarcación se hundió después de colisionar con rocas, aparentemente. /AFP

Más de 150 buzos de la marina y la guardia costera surcoreana participaban en las labres de rescate que, en su primera jornada, habían permitido evacuar a 175 personas con vida. El buque, el Sewol, viajaba con 459 pasajeros, de los cuales 325 eran estudiantes del colegio Danwon, en la localidad de Ansan, ubicada al sur de Seúl.

El Sewol se dirigía hacia Jeju, una isla resort, en donde los estudiantes iban a pasar cuatro días en actividades escolares. En los primeros esfuerzos de rescate lograron ser evacuados 75 de los colegiales.

Las primeras hipótesis de las autoridades apuntan a que el ferri se hundió luego de una colisión con un objeto hasta ahora desconocido, posiblemente rocas, aunque esta teoría no había sido confirmada oficialmente durante la primera jornada de las operaciones de rescate.

A medida que los pasajeros comenzaban a ser rescatados, varios de éstos aseguraron que la tripulación del barco les indicó, durante la primera hora del naufragio, que permanecieran en sus asientos, un factor que, se cree, pudo ser fatal.

El Sewol tardó por lo menos dos horas en irse a pique, pero antes de esto se volcó sobre uno de sus costados, lo que habría dificultado que las personas pudieran acceder a los pisos más altos de la embarcación para así no quedar bajo el agua.

Las labores de rescate se hicieron más difíciles con el pasar de las horas, debido a la falta de visibilidad bajo el agua, lugar en donde estaría la mayoría del resto de pasajeros que no habían podido ser sacados de la embarcación.

Esta sería una de las peores tragedias en la historia naval de Corea del Sur, luego de dos accidentes con embarcaciones de transporte civil que, en 1970 y 1993, dejaron 323 y 292 muertos, respectivamente.