Transmisión del suicidio de una niña de 12 años mete en un lío a la Policía de EE. UU.

La menor transmitió a través de Facebook Live sus últimos minutos antes de ahorcarse en el jardín. Ahora, las autoridades del condado de Polk no consiguen borrar el vídeo de internet.

Tomado del Facebook Justice For Katelyn Nicole Davis

Katelyn Nicole Davis grabó su propio suicidio para transmitir mediante Facebook Live, los últimos veinte minutos de su vida mientras se despedía. A pesar de que la red social borró la publicación de la menor de doce años, el vídeo ya había alcanzado gran difusión y hasta ahora, la Policía no ha logrado frenar la propagación del ahorcamiento, registrado el pasado 30 de diciembre en el condado de Polk, en Georgia.

Como antecedente la niña había confesado el abuso sexual, por parte de un familiar, del que era víctima. En efecto, Katelyn había decidido quitarse la vida en el jardín de su casa y dejar prueba de ello para los usuarios de esta red. El hecho ha complicado el trabajo de las autoridades del estado norteamericano, que no encuentran la manera de eliminarlo de la web. (Lea: Cuatro detenidos por video en el que es torturada una persona con discapacidad)

La situación revivió la problemática que ha causado la aplicación en línea desde hace una semana, tras el ataque de cuatro jóvenes a una persona con discapacidad en Chicago. Facebook impulsó una campaña junto a Google para limpiar la experiencia de navegar en internet. Esta iniciativa se contrapone a la posibilidad de emitir un vídeo en vivo, tras un clic, que termina por visualizarse millones de veces sin ninguna revisión. Poner filtros a esta nueva herramienta significa reforzar la política de navegación amigable y segura de redes sociales como twitter y Facebook, pero hasta ahora es una medida impensable.

últimas noticias