Tregua en Siria finaliza este domingo

Media Luna Roja logró entregar ayuda humanitaria, pese a los ataques a su convoy.

 La tregua de tres días entre los beligerantes sirios concluye oficialmente este domingo, al día siguiente de tiros contra el convoy de la Media Luna Roja siria, que a pesar de todo logró repartir víveres a los habitantes asediados de Homs.

La Media Luna Roja siria consiguió repartir el sábado una parte de la ayuda urgente prevista, "pese a bombardeos y disparos" contra su convoy y una ruptura de la tregua en la tercera ciudad siria, devastada por la guerra.

"Pese a ataques" con morteros y disparos, "entregamos 250 paquetes de alimentos, 190 kits de higiene y medicamentos para enfermedades crónicas", indicó la organización en su cuenta Twitter.

No se facilitaron detalles acerca de la continuación de la operación humanitaria este domingo, cuando concluye oficialmente la tregua auspiciada por la ONU para permitir la evacuación el viernes de 83 personas bloqueadas en condiciones espantosas en los barrios rebeldes asediados por el ejército desde junio de 2012 en Homs (centro).

A lo largo del sábado, régimen y rebeldes se acusaron mutuamente de violar la tregua instaurada de seis de la mañana a seis de la tarde en Homs para repartir la ayuda, y luego de disparar contra los convoyes humanitarios incluyendo a la ONU y la Media Luna Roja.

El Gobernador de la provincia de Homs, Talal al Barazi, citado por la agencia oficial Sana, afirmó el sábado que dos vehículos consiguieron repartir la ayuda en los barrios de Hamidiye y Bustan Al Diwan, y subrayó que otros camiones no pudieron entrar en la parte vieja de la ciudad por los tiros de "terroristas" (rebeldes según la terminología del régimen).

Tiros contra camión que repartía ayuda La Media Luna Roja difundió una foto que muestra a un grupo de personas en una calle devastada, alrededor de un camión con el logotipo de la organización. Y un vídeo repartido por militantes en Homs muestra otro vehículo que reparte ayudas civiles y de repente es blanco de tiros.

Según la Media Luna Roja, sus vehículos se llevaron tiros, que hirieron a un conductor, y obuses. La organización no señaló a ningún beligerante. En Twitter, indicó luego que todos sus empleados y el personal de la ONU lograron salir de Homs.

Cinco explosiones retumbaron en Homs y retrasaron la llegada de la ayuda humanitaria a los centenares de habitantes asediados. El acuerdo, tras meses de negociaciones, prevé un alto el fuego al menos de tres días a partir del viernes para permitir la evacuación de mujeres, ancianos y niños de Homs que lo deseen y ayuda urgente para quienes deseen quedarse.

Según Naciones Unidas, se trata de una ayuda de emergencia para 2.500 personas, compuesta por víveres, material sanitario e higiénico, colchones y mantas, así como dinero en efectivo y apoyo logístico. Hierbas y aceitunas Considerada "la capital de la revolución" contra el régimen, Homs está dividida por confesiones: la mayoría sunita apoya a los rebeldes y los alauitas, la comunidad religiosa del presidente Bashar al Asad, respaldan al poder.

El viernes, 83 mujeres, ancianos y niños fueron evacuados de la parte vieja, según la ONU. Los civiles, bombardeados casi a diario por el ejército, que quiere reconquistar sus barrios y acusa a los rebeldes de servirse de ellos como "escudos humanos", carecían de todo y se alimentaban a base de hierbas y aceitunas, según varios testimonios.

Según el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, las personas evacuadas el viernes fueron "transportadas a lugares de su elección, escoltadas por la ONU y la Media Luna Roja siria". Se ignoraba cuando seguirán las evacuaciones. El acuerdo es el primer gesto humanitario del régimen Dde Bashar El Asad desde la primera ronda de negociaciones con la oposición, a finales de enero en Ginebra, que no dio ningún resultado.

Régimen y oposición están de acuerdo en participar en la segunda ronda de conversaciones, prevista el lunes para buscar una salida política al conflicto que desangra a Siria desde hace tres años y ha costado más de 136.000 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), y millones de refugiados y desplazados.

Los jefes de la diplomacia de Estados Unidos y Rusia, John Kerry y Sergei Lavrov respectivamente, hablaron este sábado por teléfono de la situación en Siria. En Alepo (norte), al menos 20 personas, entre ellas, dos niños, murieron el sábado en ataques aéreos con barriles de explosivos contra barrios rebeldes, y en este de Siria seguían los combates entre rebeldes y yihadistas, según el OSDH.