Tregua en Ucrania

El gobierno y los opositores declaran un alto en las hostilidades y la búsqueda de una salida negociada a la crisis.

El gobierno ucraniano del presidente Viktor F. Yanukovich llegó a una tregua con la oposición para intentar estabilizar la situación del país, que sufre quizá la peor crisis desde el colapso de la Unión Soviética.

El acuerdo entre las partes llega después de los dos peores días de violencia desde que comenzaron las protestas en contra del gobierno de Yanukovich, en noviembre del año pasado.

La tregua, hecha pública a través de un comunicado en el sitio web de la presidencia ucraniana, incluye el establecimiento de negociaciones entre la oposición y el gobierno, además de la cancelación del asalto policial de la plaza de Kiev en la cual se concentraron los manifestantes desde el comienzo de la crisis. (Vea: Imágenes de la difícil situación que vive Ucrania)

En horas de la tarde del miércoles, Yanukovich destituyó al jefe de las fuerzas armadas ucranianas, Vladímir Zaman, quien fue reemplazado por el comandante de la Armada, Yuri Ilín.

“Los trágicos sucesos del 18 de febrero no son un guión escrito por la oposición política ucraniana, que ha sido, es y será partidaria exclusivamente de formas de protesta pacífica”, señala un comunicado emitido por los tres partidos opositores citado por la agencia EFE. (Vea: Un panorama general de la situación que tiene en crisis a Ucrania)

El pico de la violencia comenzó el martes, cuando unidades policiales intentaron retomar el control de la plaza tomada por los manifestantes en Kiev. Durante el día y la noche, la Policía se enfrentó con los protestantes, quienes incendiaron parte de este lugar para evitar el acceso de las autoridades. El saldo de los choques dejó un saldo confirmado de al menos 27 personas muertas y varios centenares de heridos.

Los desórdenes se propagaron a otras partes del Oeste de Ucrania, un lugar del país que presiona al gobierno para que Ucrania se integre con la Unión Europea; en algunas poblaciones se reportó el asalto de las oficinas del Ministerio del Interior, lugares de donde fueron sacadas armas y municiones por parte de civiles.

Las protestas que comenzaron en noviembre surgieron luego de que Yanukovich decidiera dar marcha atrás en el proceso de ingreso del país a la Unión Europea. Desde entonces, Rusia ofreció a Ucrania un paquete de ayuda financiero por US$15 mil millones, además de descuentos en la factura del gas del país.

En la tarde del miércoles, se conoció que el gobierno de Estados Unidos interpondrá una restricción de visado a 20 funcionarios del gobierno de Ucrania que considera responsables de la violencia desatada el martes, de acuerdo con EFE. Aún no resulta claro sobre quienes recaerá la medida.
 

Temas relacionados