Treinta años de cautiverio

Un hombre y una mujer de 67 años fueron detenidos bajo cargos de esclavitud y servidumbre.

El detective Kevin Hyland, de Scotland Yard, da detalles sobre la operación de liberación de las tres mujeres. / AFP

La historia recuerda a las tres jóvenes secuestradas durante 13 años por Ariel Castro en Cleveland, Estados Unidos. Sin embargo, el siguiente parece ser el caso de cautiverio más largo descubierto en los últimos años: una mujer malaya de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30 estuvieron confinadas por tres décadas en una casa del barrio Lambeth, al sur de Londres.

“Es una historia increíble que va más allá de la imaginación. Se trata básicamente de esclavitud doméstica, y uno no esperaría que eso ocurriese en Gran Bretaña, en Londres, en 2013”, aseguró el detective de Scotland Yard Kevin Hyland, líder de la operación de rescate de las mujeres, quienes están en manos de las autoridades desde octubre. “No habíamos visto nunca algo de esta magnitud”, agregó el detective.

La investigación reveló que las tres “tuvieron algo de libertad controlada, pero estamos estableciendo cómo funcionaba esa libertad”, dijo Hyland. La policía todavía no sabe si la mujer de 30 años nació en la casa del barrio de Lambeth, en el sur de Londres, y tampoco tiene constancia de que las tres tuvieran algún parentesco. “No sabemos dónde nació, pero parece que estuvo bajo servidumbre toda su vida”, afirmó Hyland sobre la más joven.

Según datos de los investigadores, luego de ver un documental de televisión sobre matrimonios forzosos, una de las víctimas se animó a llamar a Freedom Charity, una organización dedicada a proteger a niños vulnerables en el Reino Unido. La mujer les dijo que llevaba más de 30 años retenida en contra de su voluntad y pidió ayuda sin dar más detalles. Inmediatamente la organización se puso en contacto con la Policía, que inició la investigación. Días después las autoridades pudieron localizar la vivienda y, luego de unas “negociaciones sensibles” llevadas a cabo por la organización benéfica, las tres mujeres fueron rescatadas, según un comunicado emitido por Scotland Yard.

“Aplaudimos las acciones de Freedom Charity y trabajamos juntos para apoyar a estas víctimas, que parecen haber permanecido retenidas durante más de treinta años. Hemos puesto en marcha una amplia investigación para establecer los hechos en torno a estas serias acusaciones”, dijo el inspector Kevin Hyland, de la Unidad de Tráfico Humano de la Policía Metropolitana (Met). “Las tres mujeres, que estaban muy traumatizadas, fueron trasladadas a un lugar seguro en el que permanecen”, agregó.

La liberación es el resultado de una investigación sobre “esclavitud y servicio doméstico”, precisó Scotland Yard. Aneeta Prem, fundadora de Freedom Charity, cree que las mujeres fueron maltratadas durante su cautiverio. “Sufrieron daños físicos y psicológicos. Le tenían absoluto terror a esa gente”, explicó Prem. Todavía no se ha establecido si sufrieron abusos sexuales. “No me han dicho nada al respecto”, agregó la fundadora de la organización humanitaria, quien describió el lugar de cautiverio como normal. “Diría que era una casa normal, en una calle normal, que no despertaría sospechas ni entre los vecinos ni entre nadie”, narró Prem.

La Met informó que, como parte de la investigación, fueron detenidas un hombre y una mujer, ambos de 67 años. También reconoció que durante diez años en que ha trabajado casos de esclavitud, nunca vio “algo como esto”. La historia recuerda los casos de Jaycee Lee Dugard, encontrada 18 años después de haber sido secuestrada a los 11 años de edad; Natascha Kampusch retenida durante ocho años, y Elisabeth Fritzl, quien fue secuestrada y violada durante 24 años por su padre, Josef Fritzl.

[email protected]

@sdsdsdsdsd