Trump hace trizas al Partido Republicano

El magnate lleva al Grand Old Party a la división total: deserciones masivas y miedo a perder las mayorías en Cámara y Senado.

Paul Ryan, el republicano presidente de la Cámara de Representantes, dijo que no defendería más a Trump.
Paul Ryan, el republicano presidente de la Cámara de Representantes, dijo que no defendería más a Trump. AFP

El Partido Republicano parece ya estar resignado a una derrota frente a Hillary Clinton en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. O al menos eso es lo que dejó ver el influyente presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, quien además dijo que “no defenderá ni hará campaña por Trump”, y llegó a sugerir a sus interlocutores que estaba dando su luz verde para que ellos también marquen distancia de la candidatura del polémico millonario.

La posición de Ryan no es exactamente una sorpresa, pero de igual forma constituye un golpe devastador al ya tambaleante apoyo del partido a Trump.

Este cuadro, que deja al candidato prácticamente aislado de las filas republicanas, se aceleró después del escándalo que estalló el viernes, cuando se divulgó un video con declaraciones de Trump de 2005.

Las grandes figuras del partido ya han dado un paso al costado. Desde la familia Bush hasta la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice quien aseguró: “¡Basta! Donald Trump no debería ser presidente. Debería retirarse”.

El senador y excandidato presidencial republicano John McCain también le quitó su apoyo. Y el exgobernador de California Arnold Schwarzenegger escribió: “He sido un orgulloso republicano desde que llegué a América en 1968 (...), pero hay una etiqueta por encima de la de republicano: estadounidense, y quiero recordar a mis compañeros republicanos que no solo es aceptable elegir al país por encima del partido; es su deber”.

Mientras aumentaban las peticiones de muchos para que su candidato se retire y proliferan los comunicados de condena, el magnate escribió en Twitter: “Cuántos santurrones hipócritas”.

En agosto 70 republicanos firmaron una carta retirándole el apoyo al candidato, pero el domingo otra carta firmada por 30 legisladores terminaron de hacer pedazos al Partido. La carta dice que Donald Trump carece de “la inteligencia y el temperamento para ser presidente”.

Los excongresistas instan a los miembros del partido a mostrar su rechazo por el multimillonario el próximo 8 de noviembre en las urnas. Instinto de supervivencia. Ahora lo que intentan los republicanos es salvar su mayoría en el Congreso y prepararse para las elecciones de 2020.

últimas noticias