Turquía enjuiciará a 29 personas por usar Twitter

La carrera del gobierno turco por bloquear la red social y otros servicios de internet pasó vertiginosamente a la criminalización.

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro turco/AFP

El gobierno turco tiene la intención de llevar a juicio a 29 personas del país por haber enviado mensajes en Twitter durante las protestas del Parque Gezi de junio del año pasado. De acuerdo con una denuncia hecha por Amnistía internacional, el justificante para hacerlo es que los tweets incitaban a las personas "a quebrantar la ley".

Todo parece indicar que al gobierno turco no le gusta la posibilidad de denunciar abusos policiales durante las protestas y de difundir información que no es transmitida a través de los medios de comunicación tradicionales, que brindan ciertos servicios en la red, por lo que se ha propuesto censurarlas. En este caso, el juicio que comienza el lunes que viene, decidirá el futuro de 29 personas de entre 19 y 36 años.

Esta nueva acción refuerza las intenciones del gobierno turco de bloquear del todo la red social en el país. Cuestión que los ciudadanos han evadido hasta ahora usando servidores alternativos, lo que llevó a las autoridades a llegar al extremo de bloquear también los de Google. Sin embargo la justicia turca no tardó en determinar que el bloqueo a Twitter no tenía fundamento, por lo que YouTube y Facebook se convirtieron en los siguientes blancos de censura.

Uno de los mensajes enviados el día de la protesta del Parque Gezi y que está siendo usado como evidencia en el caso dice: “Estamos resistiendo bajo la lluvia, vamos Izmir a Gundogdu #ResisteIzmir #ResisteParqueGezi #ParqueGeziIzmir”, lo que según las autoridades turcas es una invitación a quebrantar las leyes del país.

Las reacciones no se han hecho esperar e incluso acciones de protesta usando la propia red social ya están en vigencia. Son tres las acciones que Amnistía Internacional sugiere para este propósito: Retwittear los hashtags #IzmirTwitterCase y #dropthecharges (algo como #CasoIzmirTwitter y #retirenloscargos).

Por último, escribirle al Primer Ministro turco por cualquier medio posible que tanto compartir información como pedir ayuda en caso de abusos policiales, ni llamar a la gente a manifestarse pacíficamente los mismos, es delito. Mucho menos lo es twittear.

Turquía se presenta como uno de los países que más censura los servicios de internet, donde se supone que la libre expresión es el paradigma. También se presenta como pionero en el uso de la acción legal para detener el uso de las mismas cuando bloquearlas no funciona. Con suerte ningún otro país que siga la misma línea llegará a copiar esta acción.
 

 

últimas noticias