Uber mantiene su actividad en España desafiando una decisión judicial

Este servicio enfrenta obstáculos reglamentarios en Tailandia, Bélgica, Alemania, Holanda e incluso en algunas ciudades de Estados Unidos.

La empresa estadounidense Uber afirmó este viernes que seguirá operando en España, como intermediario para el transporte entre particulares, desafiando una prohibición dictada por la justicia a principios de mes a la que se opone por no ser firme.

Un juez de lo mercantil de Madrid dictó el 9 de diciembre, como medida cautelar, "la cesación y prohibición en todo el territorio nacional del denominado sistema Uber" mientras se pronuncia sobre una demanda presentada por la Asociación Madrileña del Taxi.

Para la compañía, sin embargo, "se trata de una medida cautelar muy inusual".

"Uber continuará cumpliendo con la legislación española pero ha decidido oponerse a las medidas cautelares", aseguró, afirmando confiar "en que, cuando pueda presentar sus argumentos ante dicho juzgado, tan inusuales medidas cautelares sean levantas".

"Por ello, Uber seguirá ofreciendo sus servicios a los consumidores españoles mientras estudia formular oposición a esta medida", agregó.

Dicho servicio consiste en poner en contacto, mediante internet y aplicaciones para smartphone, a clientes y particulares que ejercen como chóferes con sus propios automóviles.

El juez consideró que estos conductores "carecen de autorización administrativa alguna para desarrollar la labor y la actividad que llevan a cabo supone competencia desleal" a los taxis.

Alegando urgencia por el "daño inmediato" causado a los taxistas, el juez reconoció haber dictado su decisión sin tomar declaración a los representantes de Uber, empresa domiciliada legalmente en Estados Unidos.

El magistrado precisó que la prohibición concierne también a las empresas de telecomunicaciones y pago en línea, con el objetivo de que Uberpop no pueda operar en el país.

El juzgado "lleva oficiando desde hace días a las diversas compañías de telecomunicación, así como a las encargadas de las transacciones y pagos, orden para que se abstengan, de modo inmediato, de dar alojamiento a la empresa Uber o de facilitar la contratación con la misma", precisó este viernes la justicia en un comunicado.

Uber está en el punto de mira de la justicia en varios países, tanto por su plataforma Uberpop como por su actividad de alquiler de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC). Esta semana la justicia de Corea del Sur encausó a su fundador y la empresa recibió nuevas multas en Taiwán.

Tailandia la considera ilegal y enfrenta también obstáculos reglamentarios en Bélgica, Alemania, Holanda e incluso en algunas ciudades de Estados Unidos.

Temas relacionados

 

últimas noticias