“En Ucrania hay un baño de sangre"

La cifra de muertos a causa de los violentos disturbios que enfrenta Ucrania ha ascendido a más de 60.

Manifestantes trasladan a un compañero herido durante los enfrentamientos con los antidisturbios en la Plaza de la Independencia en KievEFE

 El alcalde de Kiev anunció este jueves que abandona el partido del presidente Viktor Yanukovich, a modo de protesta contra "el baño de sangre y la lucha fratricida" en el centro de la capital ucraniana. (Vea: Se rompe tregua en Ucrania y se reanudan enfrentamientos en Kiev)

“Estoy dispuesto a todo para detener la lucha fratricida y el baño de sangre en el corazón de Ucrania, en la plaza de la Independencia", dijo Volodimir Makeienko.  (Vea: Imágenes de la difícil situación que vive Ucrania)

"La vida humana debe ser el valor supremo de nuestro país, y nada debe contradecir ese principio", añadió el alcalde, precisando que abandona el gobernante Partido de las Regiones.

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, envió este jueves a Ucrania al Defensor del Pueblo, Vladímir Lukín, para mediar entre las autoridades y la oposición tras el estallido de nuevos disturbios en Kiev.

Durante una conversación telefónica "el presidente de Ucrania (Víktor Yanukóvich) propuso al jefe del Estado ruso que enviara a Kiev a un representante ruso para su participación en un proceso negociador con la oposición en calidad de mediador", afirmó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Mientras tanto el ministro del Interior de Ucrania, Vitali Zajárchenko, ordenó la entrega de armas de combate a la policía para hacer frente a los violentos disturbios y que según un diputado opositor han causado 60 muertos en las últimas horas.

Zajárchenko informó de que los manifestantes opositores ucranianos retuvieron hoy a 67 policías cuya suerte se desconoce y advirtió de que "para la liberación de sus colegas las fuerzas de seguridad tienen derecho a emplear todos los medios que les permite la ley, incluidas las armas".