Un aficionado argentino fue tiroteado en Porto Alegre tras discusión en bar

El incidente se presentó esta madrugada en Porto Alegre.

EFE

Uno de los cerca de 100.000 argentinos que están en la ciudad brasileña de Porto Alegre para asistir al partido entre Argentina y Nigeria por el Mundial de fútbol Brasil 2014 fue tiroteado en una pierna en la madrugada de hoy tras una discusión en un bar, informaron fuentes oficiales.

El aficionado argentino, de 30 años y que no fue identificado, sufrió una herida sin gravedad en la pierna y fue encaminado al Hospital del Pronto Socorro de Porto Alegre, en donde fue dado de alta pocas horas después.

De acuerdo con la Brigada (policía) Militarizada de Río Grande do Sul, estado del que Porto Alegre es capital, se trata del único incidente de gravedad involucrando argentinos registrado hasta ahora en la ciudad, que desde ayer está tomada por hinchas procedentes del país vecino.

La víctima al parecer se involucró en una discusión sobre fútbol en un bar en Cidade Baixa, un céntrico barrio de Porto Alegre, y fue tiroteado por un aficionado supuestamente brasileño que huyó del local y no fue identificado, según el subcomandante de la Brigada Militar, coronel Silanus Mello.

Cidade Baixa es uno de los barrios en que están concentrados los aficionados argentinos, varios de los cuales duermen en improvisados campamentos y en los propios vehículos en que llegaron a la ciudad, y algunas de sus calles tuvieron que ser bloqueadas al tránsito por motivos de seguridad.

Las autoridades de Río Grande do Sul calculan que Porto Alegre recibió cerca de 100.000 argentinos esta semana, de los que tan sólo unos 20.000 tienen entrada para el partido de este miércoles en el estadio Beira-Río.

Para atender a los demás, las autoridades regionales instalaron una nueva pantalla gigante en un extenso escampado vecino al local en donde la FIFA montó su fiesta para los aficionados, ya que la zona de seguidores tan sólo tiene capacidad para 20.000 personas.

Las autoridades también habilitaron algunos parques como áreas de camping y bloquearon el acceso al estadio, al que sólo pueden llegar aficionados que exhiban sus entradas, con el fin de evitar intentos de invasión o algún incidente.

Porto Alegre es la capital regional más meridional de Brasil y más próxima a la frontera con Argentina.
 

Temas relacionados