Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 1 hora

Un anuncio que exige talla 95 de busto causa polémica en internet

La agencia de azafatas NSH publicó una controversial oferta laboral para mujeres con "talla de pecho mínima de 95", para trabajar como azafatas, con motivo del Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

El anuncio ha generado un sinnúmero de críticas y ha sido catalogado como sexista, a tal punto que la empresa responsable no tuvo otra opción que retirar el aviso de internet.

Por su parte, Ficomic, empresa organizadora del evento, señaló que nada tiene que ver con este anuncio y se reservará el derecho a emprender "acciones legales" por "el daño ocasionado" a la imagen del certamen. "Ficomic exigió asimismo a la agencia de azafatas que aclare que la organización del certamen es completamente ajena al mismo y, tras anunciar posibles acciones legales, señaló que rechaza "totalmente este tipo de ofertas de trabajo denigrantes para la mujer", manifestó la entidad organizadora.

La oferta laboral además anunciaba un salario de 140 euros para azafatas dispuestas a "trabajar los días 16, 17 y 18 de mayo en el Salón del Cómic", durante 12 horas de jornada. Las mujeres interesadas debían cumplir con estos requisitos: chicas morenas, altura superior a 170, talla de pecho mínimo, 95", si cumplían con estas condiciones, tenían que enviar “currículo + 4 fotos [....] especificando en el asunto: cómic + altura +talla pecho".

Ante esta polémica, NSH a través de su página en Facebook, aseguró que la oferta laboral fue retirada de internet, y negó ser sexista. “Ante todo comentar que nosotros, como empresa, no sentimos que discriminamos a nadie, ni nos consideramos una empresa sexista", se podía leer al inicio del mensaje firmado por "todo el equipo de NSH",  expresó la agencia. 

La agencia agregó que el anuncio fue hecho atendiendo las necesidades de sus clientes, "atendemos a las propias necesidades de nuestros clientes, pero sobre todo valoramos a nuestro personal a cargo y nos preocupamos por ellos. (…) Si bien es cierto que existe una cierta hipersensibilidad con respecto a estos temas, rogaríamos que no se juzgue a todo un personal por algo que en realidad es un canon físico por parte de un cliente en particular", no especifica quien es el cliente que solicita este tipo de requerimientos que han generado todo un revuelto en internet.