Un homenaje a los 'héroes' del vuelo 93

Un largo muro de piedra blanca lleva los nombres de aquellos que lucharon contra los terroristas de Al Qaida que secuestraron el cuarto avión que se estrelló en la zona rural de Pennsylvania.

Estados Unidos rindió homenaje el sábado a los "héroes olvidados" del 11 de septiembre con un monumento nacional dedicado a los 40 pasajeros y la tripulación del vuelo 93 de United Airlines, todos fallecidos al estrellarse en Pennsylvania el avión secuestrado.

Un largo muro de piedra blanca lleva los nombres de aquellos que lucharon contra los terroristas de Al Qaida que habían secuestrado el cuarto avión el 11 de septiembre de 2001, un Boeing 757 que se estrelló en la zona rural de Pennsylvania.

El entonces presidente George W. Bush, su predecesor Bill Clinton y el actual vicepresidente, Joe Biden, se unieron a las familias de las víctimas y otros varios cientos de personas -muchas vistiendo camisetas con alusiones patrióticas o con banderas de Estados Unidos- bajo un cielo gris pizarra.

Al caer la noche se verá la solemne iluminación de cerca de 3.000 luminarias en la memoria de todos los que murieron en el World Trade Center, el Pentágono y Shanksville.

El domingo, el presidente Barack Obama se unirá a un servicio conmemorativo de dos horas en el lugar donde el vuelo 93 se estrelló, para levantar el perfil de un episodio que suele pasar desapercibido entre los catastróficos atentados del 11 de septiembre.

La seguridad era estricta, después de que la Administración Federal de Aviación declarara una zona de exclusión aérea de hasta 18.000 metros sobre Shanksville, unos 200 kilómetros al oeste de Washington, hasta el domingo.

El Flight 93 National Memorial incluye en la actualidad una pasarela alargada que bordea un campo circular adornado por una corona de 17 toneladas de roca, en el punto exacto donde el Boeing 757 se estrelló a toda velocidad.

La pared colindante con los nombres de los fallecidos retrata la dirección que siguió el vuelo 93 al venirse abajo. Plantados en la entrada a la pasarela hay tres olmos jóvenes, que representan los tres lugares de los atentados del 11 de septiembre.

"Se ve muy bien ahora, pero todavía tenemos 10 millones de dólares más" para invertir en el monumento, dijo Ed Rendell, gobernador de Pennsylvania desde 2003 hasta 2011. 

Temas relacionados

 

últimas noticias