A un mes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, ¿Hillary o Trump?

En apenas una semana, Donald Trump sufrió duros golpes que lo hicieron caer en las encuestas, pero Hillary Clinton no termina de convencer.

La candidata demócrata, Hillary Clinton.
La candidata demócrata, Hillary Clinton. AFP

El próximo 8 de noviembre, Estados Unidos elegirá a su próximo presidente. El reemplazo de Barack Obama en la Casa Blanca está entre la demócrata, Hillary Clinton, y el republicano, Donald Trump.

Hasta ahora, según las encuestas, es Clinton la que lleva la delantera, pero por apenas tres puntos porcentuales. La distancia con Trump no logra ampliarse, a pesar de los errores garrafales del magnate.

Antes del primer debate presidencial, realizado el 26 de septiembre, Clinton y Trump disputaban cabeza a cabeza cada voto, en un virtual empate con una ventaja apenas marginal para la exsecretaria de Estado.

Ahora la situación parece inclinarse a favor de la demócrata, que no logra convencer a buena parte del electorado que la sitúan como uno de los personajes más odiados del país. Cabe decir, que Trump también está en la lista.

De acuerdo con analistas, después del comportamiento errático de Trump en el primer debate y sus reacciones posteriores, la dinámica se ha invertido. No sólo eso: las revelaciones sobre el pago de impuestos, las revelaciones sobre su maltrato a las mujeres y el retiro de apoyo de casi todos los medios de comunicación, tienen a Trump en caída.

Analistas de procesos electorales advierten que la campaña ha estado marcada por acusaciones e insultos, que enfrían el interés de los electores independientes, y de ese modo el espectro de una abstención elevada constituye un riesgo real.

Para motivar a los jóvenes, a las mujeres y a las minorías, el partido movilizó al presidente Barack Obama y a su esposa Michelle, muy populares, al expresidente Bill Clinton, y hasta al carismático senador Bernie Sanders, quien ofreció una dura resistencia a Hillary en la interna partidaria apoyado precisamente por electores con menos de 28 años.

Pero no todo está dicho. A un mes de ir a las urnas todo puede pasar. Aunque el magnate republicano lo haya hecho mal, cada día cometa nuevas torpezas y quede en evidencia que no tiene las cualidades de un Presidente, buena parte del país lo sigue respaldando.

Este es un hombre que tiene una enorme capacidad de volver al combate en momentos en que sus adversarios lo dan por derrotado. Recordemos las primarias, en las que derrotó a los precandidatos con mayores posibilidades.

Con su estilo abrupto y directo, supo encontrar una retórica que logra expresar la frustración e inquietudes de millones de estadounidenses que, por diversas razones, no confían en la clase política tradicional.

En varios estados clave en donde se prevé se definirá la elección como Florida, Nevada, Carolina del Norte y Colorado, Hillary Clinton está ganando terreno. Trump, por el momento parece tenerlo más difícil. ¿Podrá recuperarse en los próximos días?

Hoy será una oportunidad para ello. El segundo debate, en San Luis (Misuri) podrá demostrar si puede recuperar el terreno perdido. Ya anunció que tiene un as bajo la manga...