¿Un plan para salir de la crisis?

El Acuerdo para la Transición, que el Gobierno califica como la prueba de un golpe de Estado de la oposición, reúne miles de firmas.

Roberto Enríquez, presidente de Copei, María Corina Machado, Mitzy Capriles y Lilian Tintori. /EFE

Las ya turbias aguas de la política venezolana se agitaron aún más desde el 11 de febrero, cuando un grupo de la oposición encabezado por la exdiputada María Corina Machado, el detenido alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el preso exalcalde de Chacao, Leopoldo López, presentó un documento titulado Acuerdo Nacional para la Transición e invitó a todos los sectores de la sociedad a firmarlo.

El documento, que, a decir el presidente venezolano, Nicolás Maduro, “es la prueba del plan que diseña la oposición para derrocarlo”, plantea modificar el modelo socialista imperante en Venezuela desde 1999, tras la llegada al poder de Hugo Chávez (1999-2013). “La precariedad y las tensiones que resultan de esta crisis y la insistencia del régimen en profundizar el modelo que la genera, pueden llevarnos en muy corto plazo a una emergencia humanitaria y han deslegitimado en extremo al Gobierno. Es claro que el régimen no resolverá la crisis y que el gobierno de Maduro ya entró en fase terminal”, señala el documento.

“Hacemos un llamado, sin distingos políticos y trascendiendo las diferencias, para que pongamos en marcha, con la urgencia del caso, un Acuerdo Nacional para la Transición en el que esté representada la unidad de todos los ciudadanos de Venezuela, a través de las visiones de los trabajadores, los jóvenes, los empresarios, los académicos, los políticos, los miembros de las iglesias y de la Fuerza Armada”, añade el texto, que propone tres ejes de acción, entre ellos una primera agenda llamada “Política institucional”.

A juicio del alcalde del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, el Acuerdo Nacional para la Transición es “exactamente igual a lo que en su momento dijo Pedro Carmona, durante el golpe de Estado de 2002”.

Ante las acusaciones, más opositores se sumaron a la firma del documento. Partidos como el socialcristiano Copei anunciaron que también adherían sus firmas. Luego se sumaron políticos de la vieja guardia, como Luis Miquilena, Germán Carrera Damas, Enrique Tejera París, Pompeyo Márquez y Enrique Aristeguieta, además de exdiplomáticos. Movimientos estudiantiles dicen haber recogido más de 30.000 firmas e invitan a los jóvenes en las redes sociales a unirse con más fuerza. El sector opositor liderado por Henrique Capriles anunció que no firmaría el documento, ratificando así sus diferencias. Machado convocó para hoy un acto de firmas en Caracas.

El exmagistrado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos Asdrúbal Aguiar destacó que el documento resume el pensamiento de todos los venezolanos y no es un intento golpista. Por su parte, el vicepresidente, Jorge Arreaza, dijo: “Anuncian que más opositores se sumarán al comunicado golpista neoliberal. Al fin se sinceran y confiesan sus verdaderos planes”.