Una mujer liderará al Reino Unido cuando salga de la Unión Europea

Theresa May y Andrea Leadsom son las dos opcionadas a suceder a David Cameron. Hace 26 años el Reino Unido no tiene una primera ministra.

Referencia / Archivo AFP.

El Reino Unido tendrá en septiembre una primera ministra después de que los diputados conservadores eligieran este jueves a Theresa May y Andrea Leadsom como finalistas de las primarias para reemplazar a David Cameron. (Lea: ¿Quién va a dirigir el Reino Unido cuando se active el Brexit?)

Tras dos rondas de votaciones de los diputados, que redujeron a dos los cinco candidatos iniciales, ahora serán los 150.000 militantes conservadores los que elijan.

En el voto de este jueves, May, ministra de Interior y pro-UE, logró el voto de 199 de los 330 diputados; Leadsom, pro-Brexit, cosechó 84, mientras que el polémico Michael Gove quedó fuera de la carrera al lograr 46 votos. (Vea: Conservadores están en la búsqueda del sucesor de Cameron tras Brexit)

"Los resultados demuestran que el Partido Conservador puede estar unido. Y lo estará bajo mi liderazgo", dijo May.

"Necesitamos un liderazgo fuerte y contrastado para negociar el mejor acuerdo posible para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, unir a nuestro partido y hacer del Reino Unido un país bueno para todo el mundo, y no sólo para unos pocos", añadió.

Una primera ministra negociará el Brexit

El 24 de junio pasado, al día siguiente del triunfo del Brexit, Cameron anunció que renunciaba y abandonaría la jefatura del gobierno en cuanto el Partido Conservador designara al sucesor, el 9 de septiembre próximo. (Lea: Cameron dimite tras victoria del Brexit en Reino Unido)

Su sucesora tendrá la responsabilidad de invocar el Artículo 50 del Tratado europeo de Lisboa, que equivale a notificar oficialmente la ruptura con la Unión Europea, y abrir un plazo de negociaciones de dos años, prorrogable.

En ese tiempo, Londres y Bruselas tendrán que llegar a acuerdos en una infinidad de temas, desde las nuevas reglas comerciales entre ambos, o la suerte de los millones de británicos en la UE y de los millones de europeos en el Reino Unido.

Christine Lagarde, directora general del Fondo Monetario Internacional, pidió que europeos y británicos se entiendan cuanto antes sobre un "calendario" de separación. "Cuanto más dure la incertidumbre, mayor será el riesgo", declaró el jueves a la AFP.

El ministro de Relaciones Exteriores, Philip Hammond, aseguró que no es momento de invocar el artículo europeo. Hacerlo, supone "poner en marcha el cronómetro y no creo que, de momento, y por varias razones, como que no tenemos al nuevo primer ministro, estemos en una posición para empezar negociaciones sustantivas inmediatamente".

Así, el diario Daily Telegraph afirmaba que el Reino Unido no tiene a suficientes negociadores y que estaba buscándolos en el extranjero.

Dos Damas de Hierro

May o Leadsom serán la segunda mujer en encabezar el gobierno británico después de la también conservadora Margaret Thatcher, y ambas reivindican abiertamente su legado.

Leadsom, que en las últimas horas ha tenido que corregir un currículum que la presentaba como un as del mundo de las finanzas en los 25 años que trabajó en la City, dijo este jueves que el Reino Unido puede ser "la nación más grande del mundo" tras el Brexit.

Además, minimizó el impacto del resultado del referéndum, asegurando que "las previsiones del desastre de la libra no se han cumplido", pese a que el miércoles cayó a su nivel más bajo en 31 años (1 libra=1,2798 dólares) y ha perdido ya un 15% desde el 23 de junio.

"Nadie tiene nada que temer de nuestra decisión de abandonar la UE", insistió Leadsom, pidiendo "desterrar a los pesimistas".

Nigel Farage, líder dimitido del partido eurófobo y antiemigración Ukip, tuiteó: "Importante que la próxima ministra sea una partidaria del Brexit, tiene mi apoyo".

May quería que el país siguiera en la UE pero apenas se manifestó durante la campaña, por lo que no le costará tender puentes con el sector Brexit del partido. Aparece ahora como la candidata de consenso.

May, 59 años, es hija de un reverendo, como Angela Merkel, y está casada con el banquero Philip John May. No tienen hijos. Encarnó la línea dura contra la inmigración dentro del gobierno Cameron, en el que ejerce desde 2010. Empezó en la política local londinense en 1986 después de estudiar en la Universidad de Oxford y trabajar brevemente en el Banco de Inglaterra.

Leadsom, por su parte, tiene 53 años, está casada y tiene tres hijos, y era prácticamente desconocida antes de la campaña del referéndum del 23 de junio. Ahora se erige como la gran esperanza de los partidarios del Brexit.

Temas relacionados