"A una niña gorda no la quiere nadie": gobernador desata polémica en México

Jaime Rodríguez Calderón, más conocido como "El Bronco", gobernador de Nuevo León, está en el ojo del huracán por unas declaraciones que, dice, están fuera de contexto.

Jaime Rodríguez Calderón, el gobernador de Nuevo León (México). / Luis Benavides

El gobernador del norteño estado mexicano de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como "El Bronco", ha causado un enorme revuelo tras decir que a las niñas gordas "no las quiere nadie" en la inauguración de la Red Neoleonesa de Universidad Promotoras de Salud, que incluyó un foro de salud sexual, emocional y física.

Rodríguez, el primer candidato independiente en ganar un Gobierno estatal en México, aclaró este martes que cuando dijo que "a una niña gorda no la quiere nadie" hacía referencia a los embarazos adolescentes y no a las jóvenes con exceso de peso.

"Se está cometiendo un grave error. Yo no hablé de la obesidad, estaba hablando de embarazos infantiles", aseveró en una entrevista con Radio Fórmula.

"El Bronco" indicó que sus palabras fueron sacadas de contexto porque no se refería a las jóvenes con problemas de obesidad, sino que, según relató, se puso en la piel de un padre con una hija menor y les animó a hablar claro.

"Siempre que un joven de manera irresponsable embaraza a su pareja o su novia, y es menor de edad, eso causa un problema. A esta joven ya no la quiere cuando le crece el vientre y empieza a engordar", señaló el político.

En el audio original, que se ha subido en la red, se escucha al Bronco decir:

"Quién mejor que nosotros como padres les digamos: Mira lo que te va a pasar. Mijita, a una niña gorda no la quiere nadie. Sí, es duro, pero lo van a entender".

Eso porque cuando el "chamaco" (joven) ve que a su novia "le empieza a crecer el estómago, se busca a otra".

En Nuevo León hay unos 94.000 embarazos al año, de los cuales casi una tercera parte son menores de 15 años, afirmó el político.

"¿Por qué no le decimos así? Tienes que decírselo tal y como es. O no lo va entender. ¿O cómo se lo digerimos", concluye el político.

De acuerdo con medios locales, en el mismo discurso también hizo referencia a la obesidad infantil, cuando Rodríguez preguntó a los presentes: "¿Cuántos de ustedes tienen hijos pequeños? ¿cuántos están sobrepasados de peso? Es una buena crítica".

Además, sugirió a los padres hacer inspecciones e interrogatorios a los jóvenes. "Revísale las bolsas, huélele los dedos (para saber) si fuma mota (marihuana), si anda en malos pasos, si no está haciendo lo que tiene que hacer, quién es su amigo, con quién se junta", manifestó.

Todo ello pudo llevar a una "confusión" en el mensaje que quería transmitir, dijo hoy Rodríguez, que según su versión solo pretendía dar un mensaje que animara a un cambio de actitud social para que se fomentara la prevención.