Una visa exprés para Europa

Quienes no necesitan visa tendrán que obtener una autorización de viaje previa a su entrada a la UE. La medida incluiría a los colombianos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante un evento en Bruselas. / AFP

Al parecer, no hay nada de qué preocuparse: a los colombianos no nos van a volver a pedir visa para entrar a Europa. Sin embargo, si se aprueba una propuesta presentada por la Comisión Europea (CE), vamos a tener que presentar una autorización de viaje y pagar cinco euros para ingresar a la Unión Europea.

Así lo anunció ayer la CE. La medida hace parte de un plan con el que esta entidad pretende subsanar “la carencia de información al cruzar los datos de los solicitantes exentos de visado con los de todos nuestros demás sistemas” y, de esa forma, reforzar los controles migratorios y de seguridad.

Se trata del Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (Etias, por sus siglas en inglés), el cual, en palabras del vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, va a ser “sencillo, rápido, barato y eficaz”.

De aprobarse este plan por parte de los países miembros de la Unión Europea, las personas originarias de países a los que la UE no les exige visa, como Colombia, seguirán gozando de ese beneficio pero tendrán que solicitar una autorización de viaje.

La autorización estará a cargo de un sistema automatizado que debe decidir si la aprueba o no, con base en una serie de controles. Los datos que los solicitantes entreguen serán confrontados para su comprobación con datos de la Oficina Europea de Policía (Europol), con el fin de comprobar si entre los solicitantes hay sospechosos de haber cometido delitos o de haber participado en uno.

Según la CE, en la mayoría de los casos la autorización se concederá en unos diez minutos y requerirá sólo un documento de viaje válido.

En el 95 % de los casos, los solicitantes obtendrán una aprobación automática, mientras del restante 5 % una buena parte (calculada entre el 3 y el 4 %) recibirá una decisión positiva en un momento posterior. Por su parte, quienes obtengan una respuesta negativa podrán apelar la decisión.

El costo de este trámite será de cinco euros y la autorización será válida por cinco años, al final de los cuales los datos del solicitante serán borrados del sistema. Para la UE, la implementación inicial de este sistema costará unos 212 millones de euros y su mantenimiento costará 85 millones de euros.

Ya desde septiembre, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, se había referido a la necesidad de “un sistema automatizado para determinar quién está autorizado a viajar a Europa. De esta manera sabremos quién viaja a Europa, incluso antes de que llegue”. Todo esto como parte de las medidas para evitar atentados como el perpetrado en Bélgica el 22 de marzo de este año o los de París en noviembre de 2015.

 

últimas noticias