Una visa con fin incierto

Aunque existe la posibilidad de no ser necesaria para los colombianos, aún no hay fecha para que el bloque europeo acuerde su supresión o su continuidad.

Mariano Rajoy, presidente de España. / EFE

La idea de que los ciudadanos colombianos puedan entrar a la Unión Europea sin necesidad de visa comenzó a abrirse camino en la segunda semana de agosto, cuando el presidente de España, Mariano Rajoy, anunció que solicitaría a la Comisión Europea y a los países miembros del Espacio Shengen que se suprimiera el requisitos para personas nacidas en Colombia y en Perú. Poco más de un mes después y siendo noticia esta semana, la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo aprobó un informe que contempla dicha exoneración y que si bien es un paso, aún dista de manera considerable del objetivo de que se convierta en realidad.

El informe contempla que sean tres los países exentos: Colombia, Perú y Emiratos Árabes Unidos, y su proponente fue la eurodiputada búlgara Mariya Gabriel. Con la votación favorable, la Comisión podría iniciar negociaciones con el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo, en los que se cuenta con representación de todos los Estados miembros. Sin embargo, no existe fecha estipulada, siquiera tentativa, para debatir un posible pacto al respecto.

No obstante, el embajador de Colombia ante la Unión Europea, Rodrigo Rivera, es optimista. En diálogo con Blu Radio declaró que no quiere casarse “con un fecha anticipada. Este era un proceso para 2016, lo curioso es que se aceleró. La decisión debe producirse en el curso de las próximas semanas, antes de que comience la campaña para la elección del nuevo parlamento. Se puede pensar en que es razonable para el primer semestre del próximo año”.

En noviembre del año pasado, la Comisión había propuesto un listado de 16 países para eximir de visa de turismo para permanecer un máximo de 90 días. Colombia y Perú no aparecían en la lista, que sólo puede ser modificada por el Consejo y el Parlamento. El problema es que no hay certeza si la discusión será incluida en la agenda próximamente y, de serlo, es incierta su aceptación por parte de las demás naciones que componen el bloque. De otro lado, las cifras parecen estar a favor de los países andinos. Comparando los datos de 2009 con los de 2012, el otorgamiento de visas a través de la Embajada de España se incrementó en un 43% (de 39.351 a 56.397), mientras que la migración laboral se ha reducido considerablemente: 5.737 visas de residencia se aprobaron el año pasado, contra las 18.006 aprobadas en 2009, un 63% menos.

últimas noticias

Trump y Europa, ¿quién es enemigo de quién?